Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El relator de la ONU sobre derechos humanos: "España llega tarde en la reparación de las víctimas del franquismo"

Fabián Salvioli inaugura un postgrado de la UIB sobre memoria democrática - Considera que monumentos como el de sa Feixina "revictimizan a las víctimas"

Fabián Salvioli.

Fabián Salvioli.

Fabián Salvioli (Buenos Aires, 1963) es el relator de Naciones Unidas sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Este experto en derechos humanos ha ofrecido por videollamada desde Argentina la conferencia inaugural del postgrado de Políticas e investigación en justicia de Transición y Memoria Democrática que ofrece la UIB en colaboración con el Govern. Minutos antes ha ofrecido una entrevista a Diario de Mallorca. 

Tiene un cargo muy largo. ¿Cuál es su cometido?

Abordar las salidas de las dictaduras a las democracias y de gobiernos autoritarios a situaciones de estados de derecho. Y también de conflicos armados en cualquier parte del mundo.

En 2007 España aprobó una ley de Memoria Histórica que reconocía a las víctimas del franquismo. A día de hoy se siguen exhumando cuerpos, pero ya quedan muy pocos supervivientes que puedan ver satisfecha esa reparación. ¿España ha llegado tarde?

Sí, ha llegado tarde. Pero ahora lo importante es que no llegue más tarde aún. España debe hacer algunas cosas de forma prioritaria como dar continuidad al trabajo de exhumación de fosas comunes y permitir que sus familiares y descendientes puedan dar una sepultura digna a las víctimas. Eso es imprescindible y no puede quedar en manos de las familiares, tiene que hacerlo el Estado. El documental 'El Silencio de los otros' es muy elocuente porque observas esa situación de orfandad en la que se encuentran las familias. Eso basta para entender que es una cuestión humanitaria.

La única jueza que investiga los crímeres del franquismo es argentina porque España insiste en que ya no se pueden juzgar. En todo caso, ¿sirve de algo cuando la mayoría de los presuntos culpables han muerto?

Sí por supuesto, hay que buscar justicia hasta el último momento. Y España debería apoyar ese proceso en base a la justicia universal.

¿Le consta si lo apoya?

Hay quejas que llegan de diversas instituciones y que afirman que el apoyo que da no es suficiente. A mí me gusta evaluar resultados, y lo cierto es que la jueza no ha podido tomar declaración a investigados por distintos impedimentos. Eso ya se tendría que haber solucionado.

En Palma todavía hay en pie un monumento que glorifica a los combatientes de un barco de guerra franquista. Y en el resto de España todavía quedan muchas calles que recuerdan a generales franquistas. ¿Cómo lo valora el relator de la ONU? 

Todavía quedan muchos compromisos que cumplir en materia de Memoria. El informe que hizo el relator anterior sobre España es muy claro: deben eliminarse esos lugares porque provocan la revictimización de las víctimas, significa seguir dándoles un trato inhumano y degradarlas.

Finalmente los restos de Franco han sido exhumados del Valle de los Caídos. ¿Cuál podría ser un buen uso de ese lugar?

Es una buena oportunidad para convertirlo en un sitio dedicado a la Memoria. Muchos lugares que han sido sinónimo de horro en el mundo, como por ejemplo la Escuela de Mecánica de la Armada de Argentina [centro de tortura durante la dictadura], que fue convertido en un sitio para la Memoria. Y es importante que durante esos procesos participen las víctimas, incluyendo su diseño y ejecución. 

Los detractores de esa búsqueda de reparación argumentan que atenta contra el espíritu de reconciliación. ¿Qué opina?

Parten de una concepción equivocada del término reconciliación. Eso se da entre una sociedad que ha sufrido violaciones de derechos humanos y el Estado, cuando el Estado se ha hecho democrático. Esa sería una reconciliación social. Pero a nivel individual no es posible porque no creo que nadie tenga interés en reconciliarse con su torturador. Es imprescindible reparar a las víctimas porque si no, la reconciliación se disfraza de impunidad.

En general, ¿España es un buen ejemplo de reparación y justicia a las víctimas del franquismo?

No. Nuevamente recurro al documental 'El Silencio de los otros', que no es una película de ficción y que explica detalladamente lo que sucede. España es una democracia consolidada donde hay un Estado de Derecho, pero le falta cumplir con las víctimas y parece mentira que no lo haga.

¿Hay algún buen ejemplo en el mundo?

No hay un ejemplo perfecto porque son situaciones muy complejas. Hay que entender que los procesos de justicia son transicionales, pero hay elementos permanentes como la verdad, la justicia, la reparación, la memoria y las garantías de no repetición que se tienen que cumplir en su conjunto. Fallamos si algunos se cumplen y otros no. No se trata solo de juzgar, o de hacer memoria o de armar una comisión de la verdad. Hay que hacerlo todo y eso implica una gran complejidad.

Dentro de unos días se celebran elecciones en Estados Unidos. ¿Concibe otros cuatro años de Donald Trump?

Hay muchas cosas que son concebibles en este mundo. Mis preferencias personales van en el sentido de que los países sean gobernados por quienes practiquen e impulsen políticas en favor de los derechos humanos y no discriminen. El fin del Estado es garantizar los derechos humanos y las sociedades deben votar a quienes lo hagan. 

Compartir el artículo

stats