La salida de copas de la presidenta Francina Armengol en un bar de Palma hasta pasadas la una de la madrugada ha marcado esta mañana el turno de preguntas de control al Govern en el pleno del Parlament, en un ambiente de máxima tensión en el que los diputados del PP han aprovechado todas sus preguntas sobre distintas cuestiones para pedir la dimisión de la jefa del Ejecutivo, con la respuesta de los consellers acusando a los populares de una estrategia de destrucción sin propuestas constructivas.

El líder del PP, Biel Company, también ha aprovechado su pregunta a Armengol, relativa a sus condiciones para apoyar los presupuestos de la Comunidad, para exigirle la dimisión ya que “ha quedado totalmente desautorizada para pedir sacrificios a la población” frente al coronavirus que ella misma no ha respetado, acusándola de “mentir para tapar su salida de copas”.

Sin embargo, el único que ha preguntado directamente a Armengol por este asunto ha sido Jorge Campos, líder de Vox, y a él ha sido al único que la presidenta ha contestado. “Lamento muchísimo y pido disculpas si he podido trasladar una imagen de relajación social que para nada necesita este país”, ha reiterado Armengol repitiendo su reacción del pasado domingo, días después de que estallara este escándalo. Campos ha insistido en exigirle que abandone el cargo. “Se ha quedado sin autoridad ni credibilidad. Váyase de copas y a bailar, pero antes dimita”, ha espetado el líder de Vox a la presidenta. Armengol ha afirmado que sobre este caso ha dado “explicaciones claras” y ha defendido su “compromiso infinito con esta tierra” además de dejar claro que seguirá “trabajando”, descartando así que se haya planteado dejar el cargo.

Junto a ello, ha zanjado su enfrentamiento con Campos recordando la moción de censura la pasada semana al Gobierno de Pedro Sánchez por parte del partido de la ultraderecha utilizando para ello “un discurso claramente fascista,” por lo que ha dejado claro que no entrará en debates “de crispación” con un partido de estas características.

Sin embargo, el momento de máxima tensión se ha producido con un duro enfrentamiento entre el PP y el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, quien ha acabado atacando a Company acusándole de ser “el peor líder de la historia” después de que, según Negueruela, el dirigente popular le hubiera “insultado” en voz baja cuando contestaba al popular Antoni Costa.

El portavoz adjunto del grupo popular preguntaba a Negueruela por sus competencias ya que al revisarlas los populares habían quedado “estupefactos” ya que no cumple con “sus funciones”” en los distintos ámbitos de los que es responsable, según ha afirmado. “Es un mal conseller de Trabajo y un inexistente conseller de Turismo y empresa” ha espetado Costa a Negueruela.

El conseller ha negado estas acusaciones y defendido su gestión, comparándola con la del Govern del PP quien “tiene los peores resultados de su historia” por “despedir de manera masiva” en Balears y optar para salir de la anterior crisis económica “destruyendo ocupación y precarizando las condiciones de trabajo”.

La intervención de Negueruela ha estado acompañada de constantes abucheos desde las filas populares, que han hecho que el presidente del Parlament, Vicenç Thomàs, les llamara la atención mientras se elevaba la tensión hasta que Negueruela ha atacado directamente a Company, “que me insulta como siempre", y recordando los casos de corrupción que afectan al PP.

Company ha negado que hubiera insultado al conseller. “Quiero que conste en acta”, ha pedido al presidente del Parlament quien ha replicado que lo que sí ha visto seguro han sido “gesticulaciones no apropiadas” dirigidas al conseller.