Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo canon de residuos gravará el recibo a los domicilios que no reciclen

Medio Ambiente aplicará a partir de julio de 2021 entre 1 y 4 euros por tonelada de basura que reinvertirá en mejoras ambientales

El nuevo canon de residuos gravará el recibo a los domicilios que no reciclen

El nuevo canon de residuos gravará el recibo a los domicilios que no reciclen

La conselleria de Medio Ambiente anunció ayer un paso más en el desarrollo de la Ley de Residuos con la aplicación de un canon ambiental que repercutirá sobre el recibo de la basura de los domicilios. Lo que ocurre, según explicó el director general de Residuos Sebastià Sansó, es que los hogares que reciclen en los municipios donde se realice la recogida por facciones podrán ver abaratado el coste del servicio de recogida de basuras.

«El canon se ha diseñado siguiendo la filosofía de quien contamina, paga», aseveró Sansó. Es por eso, según añadió el director general, que se grava únicamente el vertido y la incineración con el objetivo de bonificar las buenas prácticas como por ejemplo la recogida y tratamiento de la materia orgánica, gran asignatura pendiente en Balears, o el pago por generación. De esta forma se gravará entre un euro y cuatro euros por tonelada municipal de residuos desechables que se lleven a vertederos o a la incineración.

La Ley de residuos aprobada en 2019 contempla que «en caso de que en 2020 no se cumplan los objetivos marcados por la normativa vigente, como por ejemplo llegar al 50% de reciclaje de los residuos municipales, el Govern debe impulsar el establecimiento de un canon».

Una de las novedades de este canon es que será territorializado y todo lo que se recaude en cada una de las isla se invertirá en esa misma isla.

El director general de Residuos apuntó también que un «canon finalista, solo tendrá como objeto financiar proyectos que contribuyan a mejorar la gestión de los residuos, como por ejemplo la adquisición de contenedores inteligentes para la recogida orgánica o nuevas plantas de compostaje, entre otros». Sansó subrayó que la medida está en concordancia con las directrices de la Unión Europea en materia de fiscalidad verde.

Medio Ambiente, teniendo en cuenta la difícil situación económica provocada por la covid-19, propone que las tarifas se apliquen de manera progresiva y que, en el primer año de funcionamiento, sean prácticamente simbólicas. En este sentido, hay que tener en cuenta que, este año, Catalunya, donde el canon ya hace quince años que está implantado, aplica entre 23,6 y 47,1 euros por tonelada. Una simulación hecha con los datos de 2018 concluye que la recaudación durante 2021 sería de 460.388 euros. «Si administraciones, empresas y ciudadanía hacemos los deberes en materia de gestión de residuos, este canon será residual en pocos años», apostilló Sansó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats