Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern defiende el toque de queda para recuperar la economía en 2021

Recuerda que la apertura principal del turismo internacional es a partir de marzo

Negueruela ayer durante su comparecencia junto a la portavoz del Govern, Pilar Costa.

Negueruela ayer durante su comparecencia junto a la portavoz del Govern, Pilar Costa.

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, incidió ayer en su defensa del toque de queda vinculándolo a la necesidad de rebajar la incidencia del coronavirus como paso fundamental para la recuperación económica de las islas el próximo año. «Nuestros indicadores sanitarios son nuestros indicadores económicos», afirmó Negueruela.

Ante las críticas lanzadas el domingo por CAEB por el toque de queda en Balears, insistió en que lo más importante ahora es colocar la situación sanitaria en las islas en un estado de baja incidencia del Covid que permita relanzar la economía el próximo año, dado que en el caso de Balears de eso depende la recuperación como destino turístico. «Mejorar los datos epidemiológicos es necesario para poder poner en marcha corredores turísticos seguros», puso de relieve Negueruela.

En este sentido resaltó que las restricciones de movilidad por la noche están motivadas en la necesidad de mejorar los datos de incidencia del coronavirus y que se trata de una decisión que esta «coordinada con las federaciones hoteleras» con la mirada puesta en «la temporada de 2021», por lo que según Negueruela no existe un «distanciamiento» con CAEB. En este sentido, precisó que este miércoles participará en la comisión ejecutiva de CAEB, lo que demuestra que «no hay disensión sino trabajo con las organizaciones y federaciones hoteleras».

«Tenemos que prepararnos bien para 2021, en noviembre en las islas no suele haber grandes cifras turísticas y ahora mismo es más necesario prepararnos, trabajar y adoptar medidas y preparar esa temporada turística conjuntamente con el sector», insistió Negueruela.

El conseller no quiso dar por perdidas oficialmente las campañas de Navidad y Semana Santa, si bien la navideña es sobre todo “comercial” y orientada a la población local y el consumo interno, según recordó.

«No damos por perdida ninguna campaña, pero las islas viven en un porcentaje muy alto del turismo internacional que tiene la fecha de apertura principal a partir de marzo, que coincide con la Semana Santa del año que viene», resaltó Negueruela.

«Si hablamos de marzo de 2021 es precisamente para no dar por perdida ninguna actividad turística pero eso requiere unos meses en los que tenemos que tener indicadores sanitarios y verlos casi como indicadores económicos», zanjó el conseller insistiendo en la necesidad de que Balears ofrezca una imagen de destino turístico seguro para que el próximo año sea posible la recuperación económica.

Precisamente la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María Frontera, resaltó ayer que el nuevo estado de alarma y las limitaciones impuestas por la conselleria de Salud tienen como objetivo «reducir el aumento de contagios» en Balears.

«Debemos centrarnos en mejorar esta curva de la pandemia, en reducir los contagios para poder aprovechar de una manera eficiente la oportunidad de los corredores verdes que nos brindan cuando esos datos sanitarios mejoren», sostuvo Frontera quien apeló a la «responsabilidad individual» así como a la necesidad de «coordinar y ser mucho más eficientes entre las administraciones públicas a nivel europeo, estatal, autonómico y municipal». En este sentido defendió que es preciso «homogeneizar y armonizar las medidas para poder tener esa movilidad entre estados y conseguir que sea de una forma segura para volver de nuevo a activar la actividad económica» en Balears.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats