Normalidad absoluta durante la primera noche de toque de queda en Mallorca.

La Delegación del Gobierno en Baleares ha informado que durante las primeras jornadas, las fuerzas de seguridad se limitarán a concienciar a la ciudadanía y no levantarán actas todavía ante posibles infracciones.

Entre las 23 horas y las 6 de la mañana, no ha habido incidentes destacables y desde Delegación del Gobierno han asegurado que en esta primera noche ha habido “mucha tranquilidad” y “normalidad absoluta”.

Ayer, primer día del toque de queda nocturno, las calles de Palma quedaron prácticamente desiertas a partir de las once de la noche.

Durante al menos 15 días, en Baleares están prohibidas las salidas en el horario nocturno que ha propuesto el Gobierno.