Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armengol encierra en casa a los demás

Armengol llama a vacunarse de la gripe a partir de hoy

Armengol llama a vacunarse de la gripe a partir de hoy M.B.MONEO. PALMA

El sueño de todo gobernante es imponer el puritanismo y practicar el libertinaje. La sesión del Parlament transcurría ayer como un pálido reflejo con mansos de la moción de censura en el Congreso. Los oradores ni siquiera mostraban su irritación, cuando indignarse es la mínima regla de etiqueta en un debate del Estado de la Autonomía.

En estas, Biel Company rompió la baraja. Actuó embozado, según corresponde en tiempos de pandemia. Se pronunció con notorio riesgo físico, dada su trayectoria penal que la izquierda no difunde porque suspira para que siga siendo el eterno candidato perdedor del PP. Por completar la insinuación del líder de la oposición, Francina Armengol disfrutaba de la madrugada otoñal en el exterior de un bar clausurado por la policía por exceder con creces el horario, en la versión más favorable.

Es decir, la política de Armengol consiste en encerrar en casa a los demás afeándoles sus excesos nocturnos, mientras ella se concede un grado de libertad adicional. Todo ello en una isla donde el Comité de Crisis de Son Espases exige a sus trabajadores que «eviten reuniones familiares, celebraciones y encuentros de grupos, porque representan un riesgo de contagio y por la especial responsabilidad que se contrae como personal sanitario».

Todo ello en una isla donde se recomienda a los profesores que restrinjan su vida de relación, «por la especial responsabilidad...». Todo ello en una isla donde se ha privado a los niños de los esenciales parques infantiles y donde se ha clausurado manu militari la oferta de ocio. Por lo menos, se demuestra que la pandemia no es tan grave como los gobernantes anuncian en público. También queda claro que Armengol comparte la visión frívola del coronavirus con Trump y Boris Johnson.

Breve relación de gobernantes dimitidos o a punto de hacerlo por violaciones veniales del confinamiento: el ministro de Sanidad de Nueva Zelanda, el ministro de Agricultura de Irlanda, el comisario europeo de Comercio, el epidemiólogo jefe de Londres, la ministra israelí de Medio Ambiente, la consejera de sanidad de Escocia, el principal asesor de Boris Johnson. Y mi prostíbulo sigue abierto, hay que tener buenos contactos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats