La senadora del Grupo Popular María Salom ha acusado este martes al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de ser "un machista incoherente" por el 'caso Dina'. "Usted en un momento determinado decidió lo que era mejor para una mujer sin preguntarle a ella qué opinaba", ha criticado, a la vez que ha recordado que avisó al vicepresidente de que "el 'caso Dina' podía ser constitutivo de delito".

Salom ha señalado que "han pasado cuatro meses y su partido Podemos está imputado por financiación ilegal". "Un juez de la Audiencia Nacional solicita al Tribunal Supremo que le juzgue por denuncia falsa, daños informáticos y revelación de secretos con agravante de género", ha añadido. Asimismo, la senadora ha preguntado a Iglesias si sus actuaciones van en línea con el cumplimiento de la 'Agenda 2030', en concreto sobre el objetivo cinco que trata la igualdad de género.

"Si no estuviera aforado, hoy sería una persona imputada", ha asegurado la senadora 'popular', a la vez que le ha preguntado "por qué no renuncia a ese privilegio". De acuerdo con Salom, el vicepresidente era "el que decía de suprimir los aforamientos". "¿Y ahora qué opina? ¿Quién es usted de las dos personas: el de Vallecas o el de Galapagar?", ha cuestionado, a la vez que ha añadido que Iglesias "se ha convertido en lo que criticaba".

La senadora mallorquina por Baleares ha preguntado a Iglesias "por qué asegura que todos sabemos lo que decidirá el Tribunal Supremo". "¿Usted lo sabe por qué tiene información de algún abogado con buenos contactos o por qué el presidente Sánchez le ha dicho: tranquilo Pablo que yo te los arreglo?", ha señalado. La senadora 'popular' ha acusado a Iglesias de "invadir el poder del Estado". "Señor Iglesias, está empobreciendo a los españoles, está arruinando España y todo ello con la complicidad de Pedro Sánchez", ha concluido Salom.

La respuesta Iglesias: "Usted me acusa de ser un dirigente del PP

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha reafirmado que la petición del juez del caso 'Dina' para investigarle por presuntos delitos quedará en nada y ha replicado al PP que le acuse de cosas "verosímiles", como el querer una república para España, para tirar de refranero: "Se cree el ladrón que todos son de su condición".

El vicepresidente segundo ha relatado que el PP les han acusado de tener "cuentas en paraísos fiscales", de financiación "ilegal", de cometer delitos en las obras de su nueva sede o incluso de machismo. "Lo que me está acusando es de ser dirigente del PP", ha ironizado para requerir a la senadora del PP que lance acusaciones más verosímiles, como el querer más impuestos a las capas más ricas de la sociedad, el aspirar a una banca pública o querer "una república para su patria".

Pablo Iglesias durante el pleno del Senado