El Gobierno central asignó ayer a las autonomías 1.563 millones de euros del Fondo de Financiación para cubrir el déficit autorizado este año de las autonomías y de los que 60 millones de euros corresponden a Balears.

El Ministerio de Hacienda informó ayer de esta operación, señalando que, para ello, se toma como referencia una tasa del 0,2 por ciento para financiar el déficit de este año. Esta asignación se produce por la necesidad de cubrir ese déficit de las comunidades que estaba previsto en la senda de estabilidad anterior a la pandemia y que algunas han incluido en sus presupuestos autonómicos. Por tanto, aunque el Gobierno ha suspendido las reglas fiscales, es necesario cubrir el déficit que han incluido las comunidades en sus cuentas.

Si se produjera una desviación del déficit superior a ese 0,2 por ciento, el Gobierno cubre ese desfase mediante los fondos del Extra FLA En concreto, el acuerdo de este viernes destina 1.005 millones de euros al compartimento Facilidad Financiera y 557 millones del FLA. Lo habitual es que esta asignación se produzca en cada trimestre. Sin embargo, en esta ocasión el reparto no se había distribuido en ningún trimestre.