Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares acelera hacia las renovables con el primer parque solar en ocho años

Con tres hectáreas en Consell, Son Corcó es el primero de 55 proyectos previstos que se pone en marcha

Panorámica del parque fotovoltaico de Son Corcó, en Consell.

Panorámica del parque fotovoltaico de Son Corcó, en Consell.

Balears ha puesto esta semana en marcha el primer parque fotovoltaico en el archipiélago después de ocho años. Con una potencia de 2,4 megavatios, de tres hectáreas y financiado con el programa Solbal, gestionado el Govern, se trata de Son Corcó, situado en el municipio de Consell.

Según informó ayer la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos, el parque fotovoltaico de Son Corcó ha iniciado su puesta en marcha, provisionalmente en pruebas. Es el primer parque de estas características que se pone en marcha en las islas desde 2011, cuando el Gobierno central suspendió las ayudas a las energías renovables.

Es la primera instalación que se pone en marcha de los 55 proyectos de energía solar que el Govern balear ha previsto que se construyan en los próximos dos años a partir de la financiación de la primera convocatoria de ayudas Solbal del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) por un valor de 40 millones de euros. Estas ayudas son gestionadas por la Dirección General de Energía y Cambio Climático.

El pasado mes de junio, el vicepresidente y conseller del área de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, visitó las obras de Son Corcó, donde ya destacó la voluntad de este Govern de fomentar la transición energética en las islas y alcanzar una soberanía energética.

De es Murterar al objetivo 2050

Además, en el transcurso de la visita, Yllanes aseguró que impulsar las energías renovables supondrá la creación de 17.500 puestos de trabajo estables y de calidad, por lo que «se contribuye a la diversificación y a la recuperación económica de Balears».

Actualmente, las islas tienen un total de 38 parques fotovoltaicos, a los cuales se sumará Son Corcó cuando finalice el periodo de pruebas. De estos, hay 35 Mallorca, dos en Menorca y uno en Formentera.

La legislatura pasada el Govern aprobó el Plan de Transición Energética con el objetivo de que las renovables sean la principal fuente de energía de las islas en 2050. Para ello, el año empezó con el cierre de las primeras líneas de la central térmica de es Murterar, en Alcúdia, que ahora ya sólo funciona como reserva. En estos momentos, el 55 por ciento de la energía proviene de las centrales de gas natural de Cas Tresorer y Son Reus, un 37 del enlace con la península y el ocho por ciento restante se reparte entre incineración, ecogeneración y renovables.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats