Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prohens, el azote de Montero

Arrincona a la ministra de Igualdad con su condición de feminista convencida en el PP

Margalida Prohens en una imagen de archivo.

Margalida Prohens en una imagen de archivo.

Margalida Prohens (Campos, 1982) es la diputada nacional que se ha convertido en el verdadero azote de la ministra de Igualdad, número dos de Podemos y pareja de Pablo Iglesias. Estamos hablando de Irene Montero. La mallorquina ha arrinconado en varias ocasiones a la podemita en el Congreso de los Diputados. Ser una feminista convencida en el PP y el caso de la explotación sexual de menores en Mallorca es la munición que Prohens utiliza para desmontar a la ministra.

Prohens estuvo en la manifestación del 8-M en Madrid, convencida de lo que allí se reivindicaba: la igualdad entre hombres y mujeres. La diputada del PP por Balears no ha cuestionado nunca los postulados feministas. Le recriminó a la ministra Montero en la Comisión de Igualdad del Congreso que teniendo la información que tenía el Gobierno sobre la evolución de la pandemia en Madrid «pusiera en peligro la salud de miles de mujeres no paralizando la manifestación». Montero ni le contestó.

A la ministra se le nota tensa cada vez que Prohens toma la palabra en las comisiones. Sabe que la va a poner contra las cuerdas.

No obstante, hay otra cuestión que Prohens domina y que deja tocada a Irene Montero. La mallorquina utiliza el «seguidismo» de Podemos en las islas con el PSOE al vetar una comisión de investigación sobre el escándalo de la explotación sexual a menores tutelados en Mallorca. «En el caso de los menores tutelados, caiga quien caiga», le contestó la ministra. Sin embargo, Montero salió por la tangente cuando Prohens le pidió si aceptaría la investigación en el Consell de Mallorca.

El combate con la ministra le está dando no pocos réditos políticos a Prohens. Se ha convertido en la diputada de moda de su grupo. La llegada de Cuca Gamarra a la portavocía del PP en el Congreso supuso la vía de ascenso de la diputada de Campos, ya que estaba lejos de los postulados de Cayetana Álvarez de Toledo. Fue designada portavoz adjunta y en pocos meses ha pasado de ser una diputada más a que en la capital de España se la asocie con el azote de Irene Montero.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats