Primero fue sacar provecho a las instalaciones de los establecimientos hoteleros, para lo que ya funciona con éxito una plataforma nacida en la isla. Ahora de lo que se trata es de buscarle el rédito a las habitaciones vacías de los hoteles en la temporada invernal más dura de la historia turística. En el segmento de los hoteles urbanos hacía falta un revulsivo, que llega con el workation.

Meliá Hotels International ha puesto en marcha una experiencia piloto en sus hoteles –entre ellos el Palma Marina–: ofertar hacer teletrabajo desde las habitaciones de sus hoteles. La cadena se une así a la iniciativa puesta en marcha ya por otras compañías. Es un nuevo nicho de trabajo que nace en la época del distanciamiento social, en la misma en la que los viajes de negocios se han desplomado.

Meliá sigue la estela de otras cadenas como B&B Hotels o Accor. La plataforma Ruralka ofrece una selección de hoteles para combinar trabajo y ocio.

Y el público para sacar provecho de la opción de alquilar una habitación por horas sin quedarse a dormir en el hotel está ahí. Ejecutivos que tienen la oportunidad de hacer teletrabajo por la crisis sanitaria y no disponen de un espacio idóneo para ello en su hogar y evitar las distracciones. O bien el que desee combinar ocio y trabajo en la misma jornada, o incluso llevarse con él a los niños y aprovechar el servicio de guardería del establecimiento.

Los hoteles urbanos del segmento bleisure (diseñados precisamente para esa combinación de esparcimiento y trabajo) son los idóneos para poner en marcha esta iniciativa en Meliá.

Público local

André Gerondeue, Chief Operation Officer de Meliá, explica que la hotelera ha puesto en marcha la iniciativa en una selección de hoteles para mejorar la ocupación y los ingresos. Está dirigida al público local en primer lugar. Para él se ha ideado el Day Stay: el uso privado de la habitación con el añadido de disfrutar de sus servicios, en horario de 8 a 10 horas.

Está disponible además de en el Meliá Palma Marina en otros hoteles de la cadena en Madrid, Sevilla, Bilbao, A Coruña, Zaragoza, Valencia y Barcelona. Fuera de España se oferta en Reino Unido, Italia, Alemania o Nueva York. Los precios varían entre 49 y 109 euros.

Los paquetes incluyen wifi, mascarilla y gel hidroalcohólico agua, café y té, pelota de yoga, servicio de impresión y un descuento del 10% en los servicios del hotel, con acceso libre a la piscina y el gimnasio, entre otros.

Meliá es una de las cadenas que también ha incluido todos sus hoteles en Hotelbreak, la plataforma que permite pasar el día disfrutando de su oferta complementaria sin alojarse.

La cadena ahora trabaja en lanzar una oferta de largas estancias para teletrabajar en establecimientos vacacionales. Lo hará primero en el Caribe y en España.