La consejera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha dado a conocer que un usuario de la residencia Patronato Joan XXIII de Inca, la cual ha sido intervenida esta jornada por el Govern, ha tenido que ser ingresado en un centro hospitalario.

Según ha informado Gómez este lunes en declaraciones a los medios, a raíz de que se detectara un trabajador positivo, se practicó un cribado a en la Residencia Patronato Joan XXIII de Inca, cuyos resultados se conocieron entre este viernes y sábado, detectándose 17 usuarios positivos de un total de 19 y tres trabajadores positivos (cuatro en total) con contagio de los 23 trabajan allí.

En este sentido, ha explicado que, en la Conselleria se consideró que la situación era "de entrada, delicada" y por eso se decidió que había que intervenir la Residencia.

Actualmente, ha apuntado, "hay un usuario que ha tenido que ser ingresado pero el resto están sin síntomas, se encuentran bien, y, por tanto, están en la Residencia".

Con todo, ha indicado que "en la Conselleria se está vigilante de la situación, a través de profesionales y contando también con medios técnicos y organizativos". "En principio la Residencia Patronato Joan XXIII estará intervenida 20 días, que es lo que se ha dictado en la resolución", ha concluido.