Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tasa de jóvenes que logran independizarse de sus padres se hunde

Balears pasa en solo tres años de ser la región con más jóvenes emancipados a ocupar el décimo lugar a causa del coste de la vivienda

Las posibilidades de emanciparse para los jóvenes de Balears han sufrido un fuerte deterioro.

Las posibilidades de emanciparse para los jóvenes de Balears han sufrido un fuerte deterioro.

Estamos en «la peor década que ha vivido la juventud en democracia, si es que la que empieza ahora no es incluso peor» afirman el presidente y la vicepresidenta del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos y María Rodríguez. En Balears, esta afirmación alcanza una especial relevancia a la vista del último informe sobre la emancipación que elabora este organismo. Si al cierre de 2016 las islas eran la comunidad con la tasa más alta de menores de 30 años que lograban emanciparse y abandonar el hogar de los padres, solo tres años después esta cifra se ha desplomado, pasando al décimo lugar y situándose incluso por debajo de la media nacional. La explicación que se da es simple: en las islas, los salarios son más bajos y el acceso a una vivienda es uno de los más caros de toda España, una combinación explosiva especialmente en el caso de los colectivos cuya situación laboral es más precaria.

El desplome que Balears ha sufrido en muy poco tiempo en sus niveles de emancipación de los jóvenes de 16 a 29 años es espectacular. Al cierre de 2013 el 30,2% de los residentes en las islas de las edades antes señaladas habían salido de la vivienda de sus padres, lo que suponía la tasa más alta de todo el país. A finales de 2016, este porcentaje había bajado ya hasta el 24%, pero seguía siendo el más elevado del conjunto de autonomías. Al cierre del pasado año, se había bajado ya a un 17,3%, cayendo hasta el décimo puesto y situándose incluso por debajo de la media nacional, de un 18,7%.

La salida del hogar familiar se ha reducido mucho más entre los varones que entre las mujeres

decoration

En este punto hay que señalar un matiz importante: el desplome se ha dado especialmente entre los varones, situándose en una tasa de emancipación a finales de 2019 del 12%, la más baja de toda España. Porque en el caso de las mujeres se sitúa en un 22,7%, lo que la deja en un séptimo lugar, en ambos casos siempre lejos de los puestos de cabeza.

Y todo ello pese a que el nivel de desempleo de los jóvenes baleares es inferior a la media estatal, sus contratos son más estables, y además es un foco de atracción de migrantes procedentes de otros países, que evidentemente se ven obligados a residir en el archipiélago alejados de sus padres.

LAS CLAVES

Emancipación

Del 30% de jóvenes emancipados de 2013 al 17% del pasado año

La tasa de emancipación de los menores de 30 años se ha desplomado en las islas, pasando de ser líderes a quedar bajo la media estatal.


Vivienda

El sueldo medio de un joven balear no basta para pagar un alquiler

El precio de los alquileres en el archipiélago equivale al 105% del salario de un joven.


Salarios

Salarios de los jóvenes por debajo de la media estatal

El salario medio de un joven balear roza los 12.000 euros anuales.


Líderes en el desplome

En este aspecto, el informe es tajante: el porcentaje de personas jóvenes que residen fuera del hogar familiar es el más bajo de los últimos 18 años en el conjunto de España, y «las mayores caídas en la autonomía residencial de las personas de entre 16 y 29 años se han concentrado en Balears, la Rioja y Navarra».

El hecho que marca con más claridad la diferencia entre las islas y la mayor parte de las zonas del país es el coste de sus viviendas, especialmente acentuado en el caso del alquiler.

El informe del Consejo de la Juventud de España es claro en este sentido, al afirmar que «ante la imposibilidad de comprar o alquilar una vivienda libre, las personas jóvenes que desean independizarse tienen tres opciones principales: retrasar la decisión para más adelante (la opción mayoritaria); aspirar a participar en el proceso de adjudicación de una vivienda protegida, con poca oferta en la actualidad; o finalmente pueden buscar alternativas fuera del mercado», en este último grupo como ocupar residencias cedidas por otros familiares.

En el caso de Balears, dos datos explican que su problema sea mayor. Para empezar, el salario neto de una persona de 16 a 29 años ocupa el noveno lugar por autonomías, claramente inferior a la media estatal, al quedar ligeramente por debajo de los 12.000 euros anuales. Entre los 30 y los 34 años roza los 15.000 euros.

Coste de la vivienda

Pero en segundo lugar, sus viviendas son más caras. Según este informe, un joven de menos de 30 años de las islas necesitaría destinar el 105,7% de su salario neto para pagar un alquiler (el 80,6% si tiene entre 30 y 34 años), solo con Cataluña con porcentajes más altos. En ambos casos, el problema no es solo que no se respete la recomendación de no destinar más del 30% del sueldo al pago de la vivienda, sino que en el alquiler ni siquiera ese salario completo bastaría para cubrir los precios medios del archipiélago.

Si se opta por la compra, para afrontar la hipoteca sería necesario dedicar el 89,3% de la retribución en el caso de los menores de 30 años, y el 68,1% si se tienen entre los 30 y los 34 años, unos esfuerzos económicos inasumibles para una sola persona, y que solo pueden afrontarse en el caso de que la adquisición se cubra con los dos salarios de una pareja.

El diagnóstico que se hace en este informe es muy claro: «De manera similar a 2018, Balears mantiene los valores más elevados del coste de acceso al mercado de la vivienda en propiedad y alquiler, que ha continuado aumentando de tal forma que la compra de una vivienda para una persona en solitario se ha encarecido en un año en 5,8 puntos. Ante esta coyuntura, cada vez son más las personas menores de 30 años que retrasan la salida del hogar, tal y como muestra la caída de 5,5 puntos porcentuales en la tasa de emancipación residencial en el último año, y que se sitúa en el 17,3%».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats