Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Peces que cambian dieta y costumbres

Científicos descubren que la presión pesquera modifica los hábitos de las especies

La doncella sometida a presión pesquera cambia hábitos, alimentación y desarrollo.

La doncella sometida a presión pesquera cambia hábitos, alimentación y desarrollo.

Las aguas de Mallorca y Cabrera han sido el laboratorio de una investigación del Instituto Español de Oceanografía que ha demostrado que la presión pesquera afecta a la dieta, comportamiento y condición física de los peces. O dicho de otro modo, que las reservas marinas no solo sirven para restaurar las poblaciones de peces, sino que en ellas los ejemplares alcanzan un mayor tamaño.

La investigación, realizada por Joan Moranta, Olga Reñones, Adam Gouraguine, Fabiana Saporiti y Luis Cardona, utilizó la doncella, un pequeño pez muy común de la familia de los lábridos, para observarlo en dos entornos marinos completamente distintos: el Parque Nacional de Cabrera y una zona del oeste de Mallorca donde está permitida la pesca profesional y recreativa.

En primer lugar se comprobó que en Cabrera la biomasa de la doncella era mayor, como también lo era la de sus depredadores y competidores. Las mayores diferencias en la vida en aguas protegidas o abiertas se observaron en los machos terminales, los ejemplares de mayor tamaño.

El nivel trófico de la doncella, es decir, el lugar que ocupa en la escala alimentaria, era mayor en Cabrera que en aguas abiertas, pero su condición física era menor.

Sin embargo, a partir de los 13 centímetros, la talla de transición a machos terminales, se produce una disminución progresiva del nivel trófico que es más acusada en aguas abiertas que en las protegidas, debido a un mayor consumo de presas de nivel trófico más bajo y caparazón duro, como bivalvos, gasterópodos o erizos. Según los investigadores, esto es debido a la preferencia de la pesca recreativa por los ejemplares de mayor tamaño, lo que expone a la doncella a un cambio de dieta y comportamiento.

El estudio ha comparado el desarrollo de la doncella en Cabrera y aguas no protegidas

decoration

En áreas marinas protegidas, con mayor abundancia de competidores y depredadores, la doncella necesita reducir la competencia y el riesgo de ser devorado. Al dedicar más tiempo a estas tareas de supervivencia, dedica menos a la alimentación y busca de este modo presas más pequeñas y más abundantes que no le exigen para ingerirlas un esfuerzo suplementario. Este comportamiento tiene, en consecuencia, un efecto negativo sobre su condición corporal. En cambio en zonas abiertas sucede lo contrario. Al disminuir la competencia y la posibilidad de ser depredada, la doncella puede dedicar más tiempo a buscar presas óptimas y de mayor tamaño, aunque engullirlos le cueste mucho más.

«La pesca, al disminuir la biomasa de sus depredadores y competidores, tiene otros efectos indirectos sobre las especies, ya que al modificar su comportamiento también puede cambiar su dieta y preferencia por algunas presas, modificando su posición trófica y su condición corporal», concluye Joan Moranta.

Además del Oceanográfico, en el estudio también han participado científicos de la Universidad de Barcelona y la Universidad de Aberystwyth.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats