Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

S’Albufera se gestiona con el Plan Rector que aprobó Matas y caducó en el año 2003

La conselleria de Medio Ambiente priva al parque natural de su principal instrumento de planificación a medio plazo, una reclamación del GOB y de la convención de humedales de importancia internacional a la que pertenece

Los bomberos trabajando en la extinción del incendio.

Los bomberos trabajando en la extinción del incendio.

El Parc Natural de s’Albufera se gestiona con el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) que aprobó el Govern de Jaume Matas para el periodo comprendido entre 1999 y 2002,caducado el año siguiente, hace 17 años, y a día de hoy completamente obsoleto.

La necesidad de renovar este instrumento, fundamental en la gestión estable a medio plazo, planificada y presupuestada de cualquier zona natural protegida, ya fue reconocida como una asignatura pendiente por el propio Govern en el decreto de modificación de la declaración de la zona natural que firmó el Ejecutivo de Antich en 2003, tras haber caducado los dos planes anteriores, atribuyendo a la conselleria de Medio Ambiente la responsabilidad de aprobarlo.

“La administración competente en materia de Medio Ambiente elaborará el Plan Gestión de Uso y Gestión, que debe someterse previamente a informe de la Junta Rectora del Parque”, señala el decreto.

“Este plan debe fijar la zonificación y la normativa de gestión necesaria para garantizar la conservación o la restauración de los elementos naturales que justifican la declaración del parque natural y ordenar sus usos. El Plan -continúa- debe prever las actuaciones de la administración competente en materia de medio ambiente relacionadas con la protección y la conservación de este espacio natural protegido”.

Nada se ha hecho desde entonces, pese al retraso histórico y a la consideración que tiene el Parc Natural de s’Albufera como humedal de relevancia internacional, tal como lo reconoció el propio Consejo de Ministros en diciembre de 1989. El grupo ecologista GOB en un informe de 2018 denunció y “deploró” esta carencia histórica que mantiene la actual conselleria de Medio Ambiente y obliga a la dirección del parque a gestionar solo en el corto plazo con planes anuales.

“Son numerosas las resoluciones de Ramsar, la convención sobre humedales de importancia internacional que insisten en la importancia de la preparación y aplicación efectiva de planes de gestión en las zonas protegidas”.

Y añade el grupo ecologista: “Se debería proceder a solucionar sin más demora la anomalía que representa la falta de un Plan Gestor de Uso y Gestión (PRUG) actualizado, teniendo en cuenta que el vigente corresponde al periodo 1999-2002, y que por tanto ya está más que obsoleto”, una carencia que considera “una falta de planificación básica a medio plazo muy preocupante teniendo en cuenta la gravedad y complejidad de la problemática ambiental que padece el parque en estos momentos, muy diferente a la de 2002”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats