Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios estiman la caída económica del verano en un 40%

La presidenta de la CAEB estalla en llanto al cerrar su intervención ante la junta

Los empresarios estiman la caída económica del verano en un 40%

Los empresarios estiman la caída económica del verano en un 40%

El término “película de terror” llegó a utilizarse durante la reunión de la junta de gobierno de la patronal CAEB celebrada el pasado jueves, en la que se presentó el informe de la actual situación económica que se vive en Balears, calificada como “la peor recesión de la historia, una circunstancia que afecta a todas las islas y sectores”. Según los datos que maneja esta organización empresarial, la economía de las islas cayó un 35,6% durante el segundo trimestre, y a diferencia de otras opiniones, se estima que la situación del verano ha sido peor, con un descenso que va a rozar el 40%. Algunos de los asistentes reconocen haber salido “deprimidos” de esta reunión. Un dato adicional: la presidenta de esta confederación, Carmen Planas, terminó su intervención llorando.

CAEB tiene la intención de hacer público su informe de coyuntura a principios de la próxima semana, elaborado desde la Fundación Impulsa, pero antes quiso presentarlo a los representantes empresariales que constituyen su junta de gobierno. Como se ha indicado, el primer dato facilitado es que durante el segundo trimestre de este año (coincidiendo con la fase de confinamiento) la economía balear registró el desplome antes señalado del 35,6%, muy por encima del 22,1% de la media española y más que duplicando el descenso de la Zona Euro, de un 14,7%. Sobre este punto, hay que tener en cuenta que la estimación del Govern es todavía peor, y cuantifica ese recorte del segundo trimestre en el 40,5%.

Pero quizás es más relevante la estimación de lo sucedido durante el tercer trimestre, pese a que éste aún no ha concluido. Según señaló el director de la Fundación Impulsa, Antoni Riera, la caída interanual durante el verano previsiblemente superará la anterior y puede acercarse a un 40% debido a que corresponde a los meses en los que la generación de riqueza es más importante y en esta ocasión ésta ha sido mínima.

La conclusión apuntada es que al shock de oferta que se creó durante el estado de alarma, al restringir la movilidad y la actividad empresarial, se ha sumado ahora un fuerte shock de demanda, con un desplome del consumo y la inversión.

La previsión es que durante unos meses se mantengan los datos negativos, aunque cada vez más moderados al considerar que se ha tocado fondo durante este tercer trimestre, con la posibilidad de que durante el segundo de 2021 comience a apreciarse una ligera recuperación con cifras de crecimiento interanual.

A preguntas de los asistentes, durante esta reunión se cuestionaron las medidas que ha venido adoptando el Govern balear, al tiempo que se lamentó la incertidumbre que el Ejecutivo español mantiene en temas como la prórroga de los ERTE, ya que todavía no se sabe cómo se podrán prolongar más allá de septiembre cuando en Alemania hace meses que se sabe que podrán llegar hasta finales de 2021.

Reacción de los asistentes

Pero tan significativo como los datos del citado informe de coyuntura fueron las reacciones de los asistentes, según la apreciación de algunos de ellos, que no dudan en afirmar que salieron de este encuentro “deprimidos” y “derrotados”, con la impresión de que “no hay nada que hacer”, de ahí que apenas hubiera intervenciones ante este informe.

En este sentido, se señala un hecho como representativo de la tensión que están viviendo los empresarios: durante su intervención, y al agradecer a su equipo en CAEB el trabajo que están realizando en unos tiempos tan difíciles, Carmen Planas rompió a llorar.

Compartir el artículo

stats