Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden que los fijos discontinuos cobren el paro hasta final de año

Govern, empresarios y sindicatos tiran la toalla y dan por terminada la temporada turística de este año

Imagen de la llegada de los primeros turistas en junio con la prueba piloto.

Imagen de la llegada de los primeros turistas en junio con la prueba piloto.

Govern, patronales y sindicatos han tirado la toalla al comprobar que es imposible levantar ya la actual temporada turística, por lo que todas las partes están de acuerdo en darla por concluida el próximo día 30 de este mes. Eso permite a las empresas romper por este año su relación con los trabajadores fijos discontinuos, cuya protección pasa a ser la prioridad. Por ello, las tres partes han remitido al Gobierno central una carta en la que se reclama que este colectivo de empleados, compuesto por unas 92.000 personas en las islas, tenga garantizada una prestación por desempleo extraordinaria que se mantenga hasta el 31 de diciembre, permitiendo así que este colectivo no se quede sin ingresos.

Esta demanda a Madrid ha sido pactada por Govern, las patronales CAEB y PIMEM, las federaciones hotelera y de transportistas, y por los sindicatos UGT y CCOO, que han elaborado un documento al que ha tenido acceso Diario de Mallorca y cuyo contenido ha sido confirmado por la conselleria de Trabajo.

Lo primero que aparece en el texto es el reconocimiento de un fracaso: pese a las pruebas piloto y las medidas sanitarias adoptadas, la temporada turística de este año está muerta, dando al traste con la pretensión expuesta por la presidenta balear, Francina Armengol, de llevarla al menos hasta finales de noviembre. Este hecho es extraordinariamente grave, dado que supone no solo haber puesto en marcha el principal motor de la economía balear con notable retraso (no ha habido Semana Santa y la prueba piloto comenzó a mediados de junio), sino haber podido mantenerlo a medio gas solo durante unas semanas para apagarlo en septiembre, cuando durante los últimos años no se hacía hasta finales de octubre o principios de noviembre.

El documento remitido a Madrid supone el reconocimiento de un fracaso por lo breve de la temporada turística

decoration

En el texto remitido al Gobierno central se señala que ahora las empresas pueden desvincularse ya de sus fijos discontinuos (tanto los que estaban en activo como los que se habían mantenido dentro de un ERTE) y dejar de abonar sus cuotas a la Seguridad Social al no poder soportar esa carga durante un periodo de inactividad. Pero para muchos de esos trabajadores, eso puede suponer quedarse sin protección económica al no haber cotizado el tiempo suficiente para acceder a una prestación.

Por ello, se reclama a Madrid que con carácter extraordinario todo este colectivo pueda tener garantizada esa ayuda económica hasta el 31 de diciembre, lo que garantiza recibir el 70% del salario.

Además, se pide flexibilidad para que estos empleados puedan entrar o salir de esta ayuda sin perder el derecho a recibirla dependiendo de que puedan reincorporarse puntualmente a sus empleos a lo largo de ese periodo.

El Gobierno central ya estaba avisado de que desde las islas se iba a formular esta reclamación, y solo estaba pendiente de recibir la petición escrita que ahora han redactado el Ejecutivo autonómico, los empresarios y los sindicatos.

En este sentido, hay que recordar el compromiso adquirido recientemente en Palma por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de que se iba a otorgar una protección especial a estos trabajadores, fundamentales dentro del mercado laboral del archipiélago.

El objetivo es que esta medida sea incorporada en los acuerdos que en estos momentos se están negociando en Madrid en la mesa tripartita del Diálogo Social.

El PP quiere que Balears “vuelva a liderar la recuperación”

El PP balear presentó este viernes una proposición no de ley (PNL) con 23 medidas para reactivar el sector turístico afectado por la pandemia con la intención de que Balears lidere la recuperación económica de cara al 2021.

El presidente y portavoz del Grupo Parlamentario popular, Biel Company, aseguró que con las medidas que presentaba su partido en la cámara autonómica pretende que Balears, como ya pasó después de la crisis de 2008, “vuelva a liderar la recuperación”, según explicó el PP en una nota. Entre las medidas presentadas, Company propone “generar confianza y garantizar que Balears sea un destino seguro”. Además, el PP balear pidió al Gobierno central y al Govern de Francina Armengol que trabajen conjuntamente para establecer corredores seguros con el archipiélago.

Los populares presentan una proposición no de ley (PNL) con 23 medidas para reactivar el sector turístico

decoration

En lo que respeta a medidas sanitarias, el dirigente popular reclamó al Govern que realice y costee las pruebas PCR a turistas nacionales e internacionales que viajen a las islas: “Hay que hacer test masivos a la población”.

En cuanto a medidas económicas, Company pidió un plan con medidas fiscales específicas “que contengan exenciones, bonificaciones y aplazamientos de impuestos estatales, autonómicos y locales”. Otra de las peticiones es que se prolonguen los ERTE hasta el 31 de marzo de 2021. El partido cree que hay que llevar a cabo una campaña de comunicación como parte de la estrategia turística de Balears, para la recuperación y mejora del posicionamiento internacional y recuperación del prestigio que el archipiélago ha perdido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats