Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus

Son Gotleu: encerrados en el barrio

Ayer por la noche entraron en vigor las nuevas medidas de control de la pandemia en los barrios de Son Gotleu, Son Canals, Can Capes y la Soledat Nord

Locales cerrados, menos gente de lo habitual en las calles y mucha presencia policial. Más que de costumbre. Los barrios de Son Gotleu, Son Canals, Can Capes y La Soledat Nord quedaron ayer cerrados, aislados del resto de Palma y con más restricciones que ningún otro lugar de la isla. Ya no se puede salir ni entrar del perímetro que conforman las cuatro barriadas, salvo por causa justificada. Además, están prohibidas las reuniones de más de cinco personas, se suspende la actividad de los lugares de culto, y desde las 22h deben quedar todos los negocios cerrados. Es la factura que pagan los barrios más humildes del archipiélago por su elevada incidencia del coronavirus.

Durante los próximos quince días no se podrá entrar ni salir, salvo para ir a trabajar o al colegio, del área comprendida entre la Vía de Cintura, Aragón, Reis Catòlics y Calle Manacor, en la que viven cerca de 23.000 palmesanos. Se trata del área más humilde de Palma y donde convive el mayor número de nacionalidades, hasta 68 con Marruecos y Nigeria a la cabeza. La Policía Local empezó a hacer controles en los accesos, como en el puente que conecta Son Gotleu con Es Rafal.

La zona corresponde al área sanitaria que depende del ambulatorio de Son Gotleu, donde, según los últimos datos de Salud, en las últimas dos semanas se han registrado cinco casos de coronavirus por cada 1.000 habitantes. Según el Govern, no sólo se ha tenido en cuenta la incidencia para las nuevas medidas, sino también la elevada densidad de población de la zona: 300 habitantes por hectárea.

Las nuevas restricciones entraban en vigor a las diez de la noche. Todavía no había llegado la hora y la mayoría de establecimientos de la zona tenían la barrera bajada. Todos los locales de Indalecio Prieto, la arteria principal de Son Gotleu, cerraban puntualmente a las diez. Sus responsables no concedieron ni un minuto a los clientes que aún llegaban sobre la bocina: “¡Está cerrado!”, espantaba una frutería a un joven que insistía aún con la persiana bajada.

Con las calles aún en plena ebullición y muchos vecinos curiosos en balcones y ventanas, hizo su puesta en escena la Policía Local, patrullando en tres vehículos las calles de la zona, dispersando grupos de más de cinco personas y recordándoles las restricciones. Mientras, agentes motorizados hicieron lo propio entre las viviendas.

Información en seis idiomas

Pasadas las 22:30, el ambiente ya era otro. Sólo quedaban pequeños grupos en la calle. No todos cumpliendo: algunos con la mascarilla en el mentón y fumando

No eran las once de la noche y el ambiente era más propio de altas horas de la madrugada. En la Plaça Miquel Dolç, que marca la frontera sur de la zona, se notaba el contraste: silencio en Son Gotleu a un lado y el murmullo de algunos locales abiertos de Médico José Darder.

Para informar a los vecinos de las nuevas restricciones, el Govern empapeló horas antes los cuatro barrios con carteles en hasta seis idiomas: castellano, catalán, francés, inglés, chino y árabe. Para la mayoría quedaron claras.

La justicia ve “constitucionalmente legítimas” las nuevas restricciones

El magistrado del juzgado contencioso-administrativo número 3 de Palma, Pedro Antonio Mas, ratificó ayer las restricciones por la que se prohibe la entrada y salida en los barrios de Son Gotleu, Son Canals, Can Capes y la Soledat Nord, con un auto en el que ve “proporcionales” las medidas y “constitucionalmente legítima” su finalidad. 

“Se trata de medidas extraordinarias que persiguen una finalidad constitucionalmente legítima cuya adopción se encuentra amparada en normas con rango de ley, y basadas en criterios de necesidad, proporcionalidad y ponderación entre los diversos intereses afectados”, argumenta el juez su decisión sobre la resolución de Salud que incluye las restricciones que entraron ayer en vigor. Hasta ahora se han ratificado todas las medidas del Govern. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats