Una patera con trece migrantes ha llegó ayer a las costas de Baleares. En concreto, la embarcación fué interceptada en la zona de Cap ventós, en Cabrera, por la patrullera Sa Costera, del Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

Los trece ocupantes fueron trasladados por la tarde a Palma. A principios de agosto fueron localizadas hasta ocho pateras en un solo fin de semana, cinco de ellas fueron interceptadas en Mallorca –en Cabrera, ses Salines, y Llucmajor–, dos fueron localizadas en Eivissa y una en Formentera.

Con esta se elevan a 27 las embarcaciones clandestinas llegadas al archipiélago en lo que llevamos de año. La mayoría de ellas arriban a las costas de Baleares procedentes de Argelia, aprovechando situaciones muy favorables para la navegación.