Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Radiografía de los barrios confinados: Un mapamundi dentro de Palma

En las barriadas que hoy quedarán confinadas conviven hasta 68 nacionalidades diferentes, con Marruecos y Nigeria a la cabeza

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las cuatro barriadas de Palma que a partir de las diez de esta noche verán restringidas sus actividades –Son Gotleu, Can Capes, Soledat Nord y Son Canals– conforman un auténtico mapamundi dentro de Ciutat. Hasta 68 nacionalidades diferentes conviven en unos pisos que, como confesó el propio alcalde de Palma al anunciar las restricciones, en la mayoría de los casos apenas superan los 40 metros. “Son unos barrios con una alta densidad humana, de unos 300 habitantes por hectárea, y toda su población supone el 5% de la de Ciutat”, explicó el primer edil José Hila.

Así que multiculturales, densamente poblados, con escasos recursos y... jóvenes. Estas son las principales característicicas que definirían a estas barriadas. 

La juventud de sus residentes es palpable durante cualquier paseo por la zona. No en vano el 86% de sus 24.914 habitantes, según el censo del padrón municipal a 1 de enero de este mismo año, tenía en esa fecha menos de 64 años.

Superando esa edad solo viven en estas barriadas 3.333 personas, 1.365 hombres y 1.968 mujeres, que suponen el 13,38% de su población total. Aunque en sus calles subsisten personas centenarias si el coronavirus y otras patologías no han terminado con sus días.

Así, según los datos del padrón municipal facilitados por Cort, el pasado mes de enero aún se contabilizaban en sus calles a 8 personas que habían superado el centenar de años. Con el siglo recién cumplido figuraban 5 personas, tres hombres y dos mujeres; otras dos féminas podían presumir de haber alcanzado los 101 y un varón ostentaba el récord de longevidad de la zona con 105 años.

En estos cuatro barrios cuyos residentes conforman la zona básica de Son Gotleu (y cuya asistencia sanitaria primaria recae en el centro de salud del mismo nombre) conviven hasta 68 nacionalidades diferentes obviando claro está la española que acumula hasta 17.380 residentes.

‘Little África’

Respecto a las 68 restantes, tan solo puede decirse que conforman un auténtico puzzle multicultural aunque con un continente predominante. Si siempre se ha dicho que en Pere Garau abundan los comercios asiáticos, en Son Gotleu se puede hablar de una little África.

Tras los españoles y los marroquíes (1.354 empadronados), en estas barriadas viven 991 nigerianos, 340 senegaleses, 201 malienses, 92 ghaneses o 66 residentes procedentes de Guinea Ecuatorial. Estas son las mayoritarias de un continente africano que está representado casi al cien por cien. Porque también hay gambianos (46), cameruneses (22) o costamarfileños (17), solo por citar a los grupos más numerosos.

Aunque no solo África se pasea por estas calles porque, en puridad, las nacionalidades más numerosas tras españoles, marroquíes y nigerianos son los colombianos (478 residentes), los paquistaníes (447), los rumanos (395) y los búlgaros (366).  

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats