La Guardia Civil interceptó ayer a trece migrantes de una patera localizada en la zona del Pilar de la Mola, en Formentera. Los agentes mantienen activado el dispositivo de búsqueda ya que se espera encontrar a algún ocupante más, según informó la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de Balears.

Los migrantes detenidos serán trasladados a la Comisaría Nacional de Eivissa, con competencias en extranjería, donde se les realizará un cribado sanitario por parte de Cruz Roja y pruebas PCR en hospital de Can Misses para detectar posibles contagios.

Durante el verano, otras pateras han sido interceptadas tras llegar a las Pitiusas. Algunos de los ocupantes dieron positivo, por lo que tuvieron que permanecer en cuarentena.