DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo 15 familias de Baleares logran el Ingreso Mínimo Vital en dos meses

El Govern amplía hasta el 30 de septiembre el periodo para solicitar la ayuda - Los solicitantes se están encontrando con muchas dificultades

La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, durante la rueda de prensa de ayer.

La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, durante la rueda de prensa de ayer. caib

En dos meses, el Gobierno ha resuelto favorablemente apenas una quincena de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital realizadas por familias vulnerables de Baleares. Una cifra que refleja la lentitud y dificultad con la que los solicitantes se están encontrando para acceder a la ayuda mínima de 460 euros, puesta en marcha el pasado mes de junio por el Ejecutivo central para dar cobertura a las familias más desfavorecidas.

El dato lo ofreció ayer la consellera de Asuntos Sociales y Deportes del Govern, Fina Santiago, tras la reunión del Consell de Govern. Pese a no gestionar la ayuda, el Ejecutivo autonómico es informado de las resoluciones para cruzar los datos con los perceptores de la renta social que gestiona el Govern, cuyos perceptores deben pasar a cobrar el ingreso mínimo vital si cumplen los criterios.

De este modo, según detalló Santiago, después de las primeras 617 prestaciones resueltas de oficio en junio por la Seguridad Social, al tratarse de perceptores de ayudas equiparables, hasta el mes de agosto tan sólo se habían incorporado quince nuevos perceptores del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Precisamente, el Govern amplió ayer hasta el próximo 30 de septiembre el periodo para que los actuales perceptores de la renta social soliciten el ingreso mínimo vital, ya que sólo podrán seguir cobrando la prestación del Govern aquellos que soliciten la ayuda estatal pero no cumplan los requisitos del Ejecutivo central.

Con el mismo decreto, el Consell de Govern ampliará las ratios de sociosanitarios en las residencias de Baleares, de forma que se incrementan hasta 33 los profesionales por cada 100 residentes, como respuesta a las nuevas necesidades provocadas por la crisis sanitaria de la covid-19. La consellera Fina Santiago señaló que se trata de una medida recogida en el Plan de Reactivación y que permite que se incremente la ratio de cuidadores un 15%.

Según explicó Santiago, se reforzará, especialmente, el día a día de las residencias privadas y concertadas, ya que en los centros públicos las ratios están por encima de lo que establece la legislación vigente. Se calcula que las arcas públicas de Baleares, a través del Govern y los consells insulares destinarán más de 1.105.000 euros a mejorar estas ratios.

Por otra parte, una cuidadora de la residencia Fontsana, en la Avinguda de Joan Miró, dio ayer positvo por covid-19, informaron a este diario fuentes del propiocentro. Durante el día de hoy, los usuarios de la residencia serán sometidos a pruebas PCR para descartar contagios.

Compartir el artículo

stats