DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las plazas aéreas se desmoronan este verano en Palma: caen un 70%

Pasan de 28 millones, de abril a octubre en 2019, a solo 9 millones este año, según los 'slots' de las aerolíneas

Las plazas aéreas se desmoronan este verano en Palma: caen un 70%

Las plazas aéreas se desmoronan este verano en Palma: caen un 70% MANU MIELNIEZUK

La agonía que atraviesa la industria aérea por la crisis sanitaria, la debacle del turismo y la reticencia a volar se refleja en el impacto que ha tenido en los slots de las aerolíneas -la reserva de franjas horarias para aterrizajes y despegues- para la temporada de verano en el aeropuerto de Palma. De abril a octubre las plazas aéreas se han desmoronado al pasar de los más de 28 millones de 2019 a tan solo 9 millones en el mismo periodo este año.

Así se desprende de acuerdo a los datos de la Asociación Española para la Coordinación y Facilitación de Franjas Aéreas (AECFA), el organismo designado por el ministerio de Transportes para el reparto de los slots en los aeropuertos españoles.

Al inicio de marzo, poco antes de que arrancara la temporada de verano, en el mes de abril para las compañías, ya se vaticinaba una caída de la demanda por el impacto de la pandemia. Sin embargo, era aún pronto para poder calibrar las consecuencias que tendría la extensión del virus a nivel mundial y el fiasco que supondría para la aviación y la industria turística.

La caída de las plazas aéreas va acompañada por la que se produce en los movimientos de aviones: frente a los más de 169.000 de la temporada del año pasado, entre abril y octubre se prevén unos 58.000, lo que se traduce en una caída del 66%.

No obstante hay que tener en cuenta que la debacle todavía será mayor, puesto que estos datos de la AECFA corresponden a fecha del 17 de agosto. Y con la extensión de las restricciones de viajes de los mercados europeos, que ha supuesto el acelerado cierre de hoteles, y la segunda ola de la pandemia en plena virulencia aún caerá más el tráfico aéreo. Además, hay que sumar la espantada de los turoperadores británicos y alemanes.

En marzo pasado, los planes de las aerolíneas pasaban por incrementar un 2% los asientos en Son Sant Joan esta temporada.

Compartir el artículo

stats