Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Las viviendas turísticas reclaman tolerancia para alargar los alquileres

La federación del sector, que aglutina a 1.400 propietarios, exige una moratoria de dos años para recuperar pérdidas y conservar las licencias

Benjamin Schleining y Jordi Cerdó, presidente de ETV.

Benjamin Schleining y Jordi Cerdó, presidente de ETV. M. B. M.

La Federació ETV Mallorca (Estancias Turísticas Vacacionales) reclama "tolerancia" para alargar los alquileres más de un mes sin perder las licencias y paliar las pérdidas del verano. La medida excepcional que se plantea al Consell de Mallorca tendría una duración de dos años.

Jordi Cerdó, presidente de la ETV, dibujó ayer el panorama que enfrentan los 1.400 propietarios que aglutina la organización, con una ocupación que ha ido bajando, hasta caer abruptamente al 27%, tras las restricciones de los países europeos, con Alemania a la cabeza, su principal mercado.

Cerdó, en rueda de prensa, acompañado por Benjamin Schleining, director general interino del portal alemán de alquiler de casas vacacionales Finca Mallorca, explicó que actualmente solo les están permitido los alquileres de un mes de duración, en un sector con unas 14.000 viviendas con licencia y otras 8.000 sin ella. Por ello reclaman al Consell de Mallorca una especie de moratoria o "excedencia o tolerancia" para extender las estancias turísticas "sin burlar la ley", además de seguir pagando la ecotasa, y recuperar así las pérdidas de la temporada.

A propósito del impuesto de turismo sostenible, el presidente de la Federació de Estancias Turísticas Vacacionales aprovechó para pedir al Govern que como "mínimo" la retire, y también criticó su disconformidad con que los ayuntamientos mantengan la tasa de basura y residuos urbanos en un verano como este.

Tras el fin del estado de alarma en junio, comenzaron a llegar los primeros turistas, y ante la incertidumbre de la pandemia, el alquiler turístico salió robustecido. La primera quincena de julio se alcanzó un 65 % de ocupación, que comenzó a decaer hasta el 40 % al descolgarse el mercado británico a finales de ese mes, con la cuarentena en vigor para los viajeros que regresaban al Reino Unido procedentes de España. Al unirse la declaración de Alemania de zona de riesgo por contagio de covid-19 los niveles de ocupación se rebajaron al 30 % y esta semana ya están por debajo del 27 %.

Benjamin Schleining se lamentó de que, a pesar de la fidelidad del turista alemán, un 90 % de sus clientes con reservas "no se atreven a viajar por la cuarentena de 14 días: no nos podemos permitir no ir a trabajar". L os alquileres de último minuto se han disparado al 60 %, también con la entrada de clientes españoles. El directivo de la agencia alemana que comercializa 15.000 fincas y alrededor de 12.000 reservas anuales confirmó que hay peticiones para estancias de más de tres meses.

Panorama

La Asociación Balear de Servicios Inmobiliarios (ABSI) alerta del aumento de la oferta de alquiler de larga duración en Balears por la "inestabilidad turística". Su presidente, Antoni Gayà, explica que "muchas propiedades del alquiler vacacional. La estimación sobrepasa el 30% de viviendas que han cambiado su uso y "en zonas costeras el incremento es mayor, llegando en algunas áreas de la isla hasta un 40% que han dejado de alquilarse por días o semanas para pasar a un régimen residencial tradicional". El cambio "tiene fecha de caducidad", cuando se estabilice la pandemia, puesto que "el mercado volverá a recomponerse y el alquiler turístico recuperará su actividad en detrimento del alquiler de larga duración". ABSI prevé que a partir de septiembre bajen los precios.

Compartir el artículo

stats