Trabajadores del control de pasaportes de la Terminal A del aeropuerto de Palma reclamaron ayer que se hagan test a toda la plantilla que actualmente está en activo, unas treinta personas, después de que se hayan detectado dos positivos por coronavirus en los últimos días.

Según explicó el delegado de prevención de riesgos laborales del sindicato CGT, Hernán Nogués, de momento solo han hecho cinco test serológicos a personas que han estado en contacto con uno de los positivos y se están esperando los resultados.

Sin embargo, Nogués advirtió que en los cambios de turno y en las zonas de vestuario llegan a coincidir hasta diez personas cuando el máximo deberían ser tres.

Nogués subrayó que ya el día 10 de agosto pidió a Acciona, alegando a la exposición a los pasajeros, que se realizaran pruebas a toda la plantilla, que esta petición se reiteró el día 19 y que no ha habido respuesta de la empresa.

Según añadió, ahora trabajan en la terminal a la que llegan vuelos de Inglaterra, Bulgaria y Rumanía y por donde transitan unos 800 pasajeros al día. Explicó que se pidió suspender "temporalmente" el servicio para hacer los test para no exponer innecesariamente a los trabajadores.