Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Si la inversión en nuevos profesores es cero, la seguridad será muy baja"

Asociaciones de padres y docentes reclaman más medios y espacios para la vuelta a los centros

La ratio de los alumnos deberá bajar para mantener las distancias.

La ratio de los alumnos deberá bajar para mantener las distancias. caib

El nuevo curso escolar con el plan de semipresencialidad ya se ha puesto sobre la mesa. Tras el repunte de contagios en los últimos días, Educación y Govern balear estimaron que era el momento de cambiar la hoja de ruta hacia una alternativa que permitiera rebajar el contacto entre alumnos. Así , el plan de semipresencialidad combinaría el acceso a las aulas con el seguimiento de algunas lecciones de forma telemática. Un plan que priorizaría el acceso a las clases de los alumnos de Infantil, Primaria, Especial y 1º la ESO.

Para Joan Ramon Xamena, presidente de la Asociación de directores de Secundaria en la isla, la mejor fórmula era la presencialidad: "Habría que intentar que todas las clases fueran presenciales, no entiendo que hayan pasado tan rápido al plan B. Los centros ya disponían de los distintos escenarios que se pudieran producir, sabían cómo tenían que actuar". Sin embargo, desde la perspectiva de Cristina Conti, vicepresidenta de la Federación de padres y madres de Mallorca (FAPA), es normal que Educación se haya planteado esta modificación: "Es una solución sobre las circunstancias que se están dando actualmente. Nuestra primera opción será siempre la presencialidad, pero no hay que olvidar que estamos en medio de una pandemia".

Una idea que también compartió Joana Maria Mas, presidenta de la Asociación de directores de Primaria: "Si están poniendo restricciones para que las reuniones privadas no sean de más de diez personas, en las escuelas también se tiene que cumplir".

Más espacios y docentes

Una de las principales exigencias, tanto de las asociaciones de padres como de los docentes, es la de habilitar más espacios y medios para repartir a los alumnos y rebajar los ratios por aulas. "Si la inversión en nuevo profesorado es cero, la seguridad será muy baja. Los docentes queremos ir a los centros a trabajar y que los estudiantes vayan a clase, pero siempre que se garantice la seguridad de todos", subrayó Xamena.

Además, Cristina Conti también reclamó más apoyo por parte del Govern: "Si actualmente el ratio máximo en Bachillerato es de 35 personas, vamos a contracorriente de lo que está ocurriendo. Necesitamos más recursos económicos para bajar estas cifras y que el Consell ofrezca espacios a las escuelas". Pero para Joana Maria Mas no basta sólo con ofrecer más espacios, sino que también hay que dotarlos de material educativo. "Los pasillos o halls no son lugares para dar una clase, se necesitará dotar a estos espacios de material como pizarras o herramientas tecnológicas para los alumnos", indicó.

Asimismo, la Asociación nacional de profesionales de la enseñanza en Balears (ANPE) también exigió ayer la convocatoria de la mesa sectorial para reclamar más espacios y docentes en los centros. Desde el sindicato consideraron como "imprescindible" la ampliación de espacios físicos y la bajada de ratios, así como la necesidad de incorporar un enfermero escolar en cada centro como fuente de asesoramiento ante la covid . El sindicato STEI también reclamó la mesa sectorial para tratar estos asuntos.

Dudas en el protocolo

Otra de las quejas por parte de los profesores y padres es la falta de información respecto a cómo tendrán que actuar en el caso de que algún alumno presentara síntomas o fuera positivo.

"Muchas familias nos preguntan qué pasaría si su hijo tuviera síntomas y tuviera que estar aislado en casa. ¿Podrían coger una baja laboral estos padres?", preguntó Cristina Conti. Dudas que ni los docentes saben responder. "Si hay muchos positivos y los profesores se tienen que poner en cuarentena, no sabemos cómo se podrá seguir adelante con el curso", apuntó Mas.

El próximo 25 de agosto, los docentes tendrán una reunión con Educación para conocer los detalles del nuevo protocolo de aplicación en las aulas.

Cs censura la falta de garantías en la vuelta a clase

La portavoz adjunta de Ciudadanos (Cs) en el Parlament, Patricia Guasp, censuró ayer la "incertidumbre" que vive el sector educativo ante la falta de un protocolo claro que garantice una vuelta a las aulas segura para los docentes y alumnos ante los rebrotes de coronavirus. La también responsable de Educación en la cámara balear lamentó la "imprevisión" e "improvisación" de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, a pocos días de iniciarse la vuelta al cole. Guasp criticó que tanto Armengol como Sánchez "no han hecho los deberes en una cuestión prioritaria como es la Educación" y exigió "soluciones y respuestas urgentes" ante el nuevo curso que comienza el próximo mes y que estará marcado por los rebrotes del virus. Ciudadanos pidió la comparecencia urgente en el Parlament del conseller de Educación, Martí March, para que informe de los protocolos que se aplicaran en los centros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats