Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado inmobiliario

Baleares pierde inversión extranjera en las viviendas de lujo

Los no residentes se muestran desconfiados ante la incertidumbre de la pandemia y su evolución

Vivienda de lujo situada en Camp de Mar (Andratx).

Vivienda de lujo situada en Camp de Mar (Andratx). engel & völkers

El sector inmobiliario de las islas empezó a notar también la crisis derivada de la covid con la caída de la inversión extranjera en las viviendas de lujo. Una inversión extranjera que en la actualidad sustenta la mayor parte de este tipo de casas, tal y como explicó Jaime Salvá, arquitecto y director del despacho Jaime Salvá Arquitectura e Interiorismo: "Lo que vemos en el despacho es que la gran mayoría de inversores en las viviendas de lujo son extranjeros ya que tienen un nivel adquisitivo más alto que los locales".

Sin embargo, ante la incertidumbre de no saber cómo evolucionará la pandemia y el repunte de casos que se están registrando en las islas, estos no residentes prefieren no arriesgarse y esperar. Así lo explicó Salvá: "Lo que está pasando es que no se llegan a cerrar con facilidad los nuevos encargos. Los extranjeros están a la expectativa, y como nadie sabe qué pasará en los próximos meses, cuesta mucho dar el paso adelante para formalizar un nuevo proyecto". De esta forma, la inversión extranjera en este tipo de viviendas se encuentra paralizada.

Uno de los principales motivos para esta interrupción es el hecho de que las personas de fuera no puedan desplazarse a las islas con normalidad para comprobar las licencias o acudir al notario. La cuarentena impuesta por países como Reino Unido o Alemania dificultan el desplazamiento de estos extranjeros. "El que quiere invertir en la isla hasta que no se pueda desplazar no formalizará ninguna compra. No darán un paso tan importante por videoconferencia", aseguró Salvá. Ante esta delicada situación, algunas compañías o agencias locales podrían verse obligadas a cerrar si la situación no mejora pronto. "Con este vacío habrá algunas empresas que no podrán aguantar durante estos meses", explicó Jaime Salvá.

Optimismo de cara al futuro

A pesar del complicado escenario que se está viviendo con las viviendas de lujo, desde el sector consideraron que se trata de una situación excepcional y que este problema tiene fecha de caducidad. Desde el punto de vista del arquitecto Salvá, los extranjeros siguen pensando en Mallorca como un destino ideal para su segunda residencia: "No estamos detectando una bajada en cuanto a interés de los inversores extranjeros, lo que pasa es que están esperando a ver cuándo pueden actuar".

Además, otro de los componentes en el que confían para que la inversión extranjera vuelva a ser importante es el teletrabajo, ya que esto podría provocar que los no residentes pudieran pasar períodos de tiempo más largos en las islas. "Antes los clientes venían sólo en verano, pero el teletrabajo permitirá que la gente esté más tiempo aquí. El ampliar las temporadas sería muy positivo ya que se gastarían sus salarios aquí en vez de en su país de origen", concluyó Salvá.

Compartir el artículo

stats