Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las multas de Tráfico se reducen a la mitad a causa de la covid-19

Las restricciones a la movilidad limitan las sanciones del primer semestre de este año a 46.688 - La lista incluye a más de mil conductores que circulaban bebidos o tras consumir drogas

Imagen de un control de la Guardia Civil de Tráfico durante el estado de alarma. G.C.

Las restricciones a la movilidad derivadas de la covid-19 han provocado un desplome de las sanciones que Tráfico ha aplicado durante el primer semestre del año en las islas, y que se han visto reducidas a menos de la mitad de las que se impusieron durante el ejercicio anterior. Pese a ello, los datos correspondientes a estos seis primeros meses incluyen a más de 1.000 conductores circulando por las carreteras de Balears tras haber consumido alcohol o drogas, y a más de 20.000 superando los límites de velocidad permitidos. Con la novedad de 19 sanciones por no respetar las restricciones a la circulación que se impusieron.

Los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico cifran en 46.688 las multas aplicadas durante los seis primeros meses de este año en la red viaria del archipiélago. Aunque suponen la nada despreciable cifra de 265,5 diarias como media, no alcanzan ni la mitad de las correspondientes al mismo periodo de 2019, cuando se aplicaron 96.407 (el descenso es del 52%). En este sentido, hay que recordar el confinamiento que se aplicó en España a partir de mediados de marzo, limitando de forma notable la circulación rodada.

Como es habitual, el mayor volumen de sanciones corresponde a los excesos de velocidad, que suponen la mitad del total de infracciones detectadas. Entre enero y junio los radares fijos 'cazaron' a 19.412 conductores que pisaban demasiado el acelerador, aunque este número supone una caída del 64% en relación a 2019, una de las más acentuadas en relación al tipo de multas. A esta cifra de excesos de velocidad hay que sumar las 4.754 multas generadas por los radares móviles de la Guardia Civil de Tráfico.

Un dato a destacar son los 789 casos detectados de conductores circulando dando positivo en la prueba de alcoholemia (con una media de 4,3 diarios) y los 287 en los que se habían consumido drogas (una media de tres cada dos días). En ambas situaciones se registra un apreciable descenso respecto al pasado año, de un 64% en la primera de ellas y del 58% en la segunda, ambos superiores a la media, pero hay que tener en cuenta que además de limitar la movilidad se han aplicado fuertes restricciones en el ámbito del ocio nocturno, en el que se enmarca buena parte del consumo de las citadas sustancias.

Si el volumen total de multas durante el primer semestre se ha reducido un 52% respecto a 2019, dos de las infracciones más habituales, como son circular sin cinturón o haciendo uso del móvil y otros dispositivos, presentan reducciones algo más moderadas.

Descensos inferiores a la media

Respecto a la conducción mientras se hace uso del teléfono, la cifra de multas se ha situado en 1.391, con una bajada del 46%, mientras que hay 1.672 sanciones por no hacer uso del cinturón de seguridad, un 48% menos que en el ejercicio anterior.

Todavía más débil ha sido el recorte en las infracciones derivadas de no disponer del seguro obligatorio, con 1.832 casos en los que no se disponía de él y 1.024 en las que además se circulaba sin tenerlo, con recortes del 22% y del 30% respectivamente.

Se pueden destacar las 1.066 sanciones por no tener permiso de conducir, con un descenso de solo el 16% respecto al ejercicio anterior.

Compartir el artículo

stats