50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Financiación

Mallorca se divide entre el rechazo y el acuerdo por la cesión de los ahorros municipales

El pacto entre la FEMP y el Ejecutivo central para poder usar el superávit de los ayuntamientos pone en evidencia las divergencias entre los socios del Govern

Alfonso Rodríguez.

La reacción de los consistorios ante el plan del Gobierno central para utilizar su superávit se divide entre el rechazo total de los municipios gobernados por el PP, como Campos, o por Més, en el caso de Manacor, y la aceptación de los dirigidos por socialistas como Calvià y Marratxí. La divergencia en el seno del pacto en Cort se traduce en opiniones contrapuestas.

Palma: Divergencias entre los socios del Pacto en Cort

El ayuntamiento de Palma está "analizando" si aceptar la entrega del remanente, ya que los partidos que forman el equipo del Pacto tienen opiniones divergentes al respecto. Més per Palma está en contra de prestar dicho dinero a Madrid, debido a que considera que "todo el remanente, el cien por cien, tiene que ir destinado a los palmesanos", tal como destacó ayer el portavoz, Antoni Noguera. "Nuestra ciudad será una de las que tengan más dificultades por su dependencia del turismo y la crisis de la Covid-19, por lo que el remanente tiene de servir para ayudar a los ciudadanos de Palma y no destinarlo a Madrid", reiteró el también concejal.

Sin embargo, las formaciones del Pacto en Cort que gobiernan a nivel estatal, PSOE y Podemos, no ven con malos ojos el acuerdo entre Pedro Sánchez y la Federación Española de Municipios y Provincias. Según el portavoz de los socialistas en el consistorio, Francisco Ducrós, "es mejor que no tener nada, es un avance con el que los ayuntamientos podrán utilizar una parte del dinero. No es que sea el escenario ideal, pero es una base que ojalá se pueda mejorar cuando se convalide en el Congreso". "El último pleno de Cort aprobó por unanimidad pedir a Sánchez poder usar el superávit", según concluyó el portavoz del PSOE.

El portavoz de Podemos en el consistorio palmesano, Rodrigo Romero, se basó en el argumentario del partido, que señala que "el acuerdo podía haber tenido mayor alcance y haberse traducido en nuevas medidas que permitieran más avances en la defensa de la autonomía local y el fortalecimiento del municipalismo", por lo que esperan "que pueda mejorarse sustancialmente durante el trámite parlamentario".

Manacor: El alcalde rechaza ceder sus 36 millones de remanente

Manacor no tiene previsto ceder sus 36 millones que tiene de remanente al Estado. Así lo ha avanzado el alcalde Miquel Oliver. De hecho, ha asegurado que su grupo municipal, Més-Esquerra, presentará en el pleno de septiembre una moción para no adherirse al acuerdo sobre el uso de los remanentes y el superávit municipal. La propuesta que se elevará a pleno propone que los Ayuntamientos puedan disponer , que sin coacciones y libremente el 100% de los remanentes de tesorería y los superávits, además de pedir la derogación de la Ley Montoro. La moción también insta al Ayuntamiento a tramitar la salida de la federación. "La moción se ha presentado como grupo municipal, pero El Pi también elevará a pleno una en el mismo sentido", explica el alcalde de Manacor que confía en que "una o la otra o, incluso, las dos" se aprueben. "La duda será lo que vote el PSOE", puntualiza tras confiar en los votos a favor del PP a una de las dos mociones y de AIPC. "No somos un grupo muy corporativista. Tenemos una visión muy local de la gestión. Para Manacor es necesario que se apueste por este camino y nos gustaría que estas mociones se aprobaran por unanimidad", desea Oliver que forma equipo de gobierno con los socialistas y Podemos.

Calvià: Alfonso Rodríguez niega que sea "una confiscación"

El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, negó que el acuerdo suponga un "robo o una confiscación", sino que permite a los municipios contar con "recursos importantes" para este año o el que viene. En todo caso, reconoció que no es el acuerdo al que aspiraban, aunque "es mucho mejor" de lo que tenían los consistorios hasta ahora. Sobre la posibilidad de adherirse, aseguró que, en el caso de Calvià, se analizará en el seno del gobierno municipal -formado por PSOE y la coalición Podemos-Més- y de los servicios económicos, con el objetivo de encontrar la "mejor decisión" para los ciudadanos "en un momento tan difícil como éste". "Da la ocasión de tener hasta un 35%, incluso un 40%, en los dos próximos años, de manera directa sin que cuente en regla de gasto ni pueda llevar a déficit; por lo tanto son recursos muy importantes para los ciudadanos", añadió.

Marratxí: Miquel Cabot: "Es una ventana para poder tener financiación"

El alcalde de Marratxí, Miquel Cabot, mantiene "una postura más técnica que política". Con 35 millones de remanente, el socialista manifiesta su postura como alcalde ya que aún no ha tratado el tema con sus socios de Més e Idma-El Pi. "Este acuerdo no proporciona una salida para poder tener financiación en los próximos años. No pienso que sea un acuerdo perfecto pero sí considero que es una ventana para poder tener financiación con la crisis de la Covid que nos viene encima", reconoce. "Mi postura personal es que en lugar de tener el dinero en el banco, que nos cobran 190.000 euros anuales en intereses, realmente es mejor que los tenga el Estado para gastarlo con la ciudadanía ya que luego el Gobierno central nos retornará el 135%", argumenta Cabot que deja claro que cree que el acuerdo podría ser mejor ya que defiende que sería más adecuado que se pudiera hacer un uso libremente del remanente o que fueran menos años.

Campos: "Si nos obligan a ceder el dinero, diremos que es un robo"

La alcaldesa de Campos, Francisca Porquer, lo deja claro: "mientras sea alcaldesa de este municipio, voluntariamente el dinero no saldrá del Ayuntamiento. Nos tendrán que obligar y si lo hacen, podremos decir que nos los han robado". La primera edil exige, una vez más, que se derogue la Ley Montoro. "Soy la representante del PP de Balears en la FEMP y en estos momentos no estoy nada orgullosa porque la última reunión antes del confinamiento Abel Caballero apostaba por flexibilizar la ley de gasto y derogar la ley Montoro. Y ahora recibimos estas noticias que no pueden ser más malas", admite la alcaldesa popular.

Sánchez está dispuesto a negociar

El Gobierno está dispuesto a negociar un nuevo acuerdo o modificar el actual sobre los remanentes municipales con los ayuntamientos y los grupos parlamentarios, según anunció ayer el presidente, Pedro Sánchez, tras su despacho ordinario con el rey Felipe VI en el Palacio de Marivent. Sánchez aseguró que su Gabinete tiene la "máxima disponibilidad" y "la mano tendida" con todas las instituciones y, "singularmente, con los ayuntamientos" para negociar. Por su parte, la secretaria de Política Municipal del PSOE, Susana Sumelzo, afeó al PP su llamamiento a no participar del acuerdo: "Hurtarán los ahorros de sus vecinos".

Compartir el artículo

stats