Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los policías tutores rastrearon a más de 800 alumnos "desconectados"

Los agentes actuaron en casos de absentismo escolar y entregaron material educativo durante el encierro

Los policías tutores registraron 7.234 actuaciones durante el estado de alarma.

Los policías tutores registraron 7.234 actuaciones durante el estado de alarma. guillem bosch

Trabajo extra para los policías tutores de las islas durante el confinamiento. Entre abril y junio 71 agentes realizaron 7.234 actuaciones en todos los municipios salvo en Palma. La mayoría de ocasiones para repartir el material escolar que muchos alumnos se dejaron en los centros educativos cuando el 13 de marzo cerraron los colegios. Y en 881 ocasiones intervinieron para localizar a "alumnos desconectados": familias que cambiaron de domicilio sin informar del nuevo y menores que llevaban semanas sin seguir las clases a distancia.

La figura del policía tutor, un nexo entre la escuela y la calle, se ocupa habitualmente de resolver conflictos relacionados con drogas o absentismo escolar. Con la llegada del estado de alarma estos agentes pasaron a depender del ministerio del Interior. El Govern balear solicitó su concurso para atender a los alumnos también durante la pandemia y, tras recibir el visto bueno del departamento que dirige Grande Marlaska, aprobó un nuevo protocolo de actuación el pasado 8 de abril.

"Ese mes nos pidieron colaboración para repartir dispositivos informáticos y tarjetas de conexión a internet. En mayo, localizar a familias y alumnos que llevaban dos meses sin establecer contacto con el colegio. Y en junio, medidas de seguridad e higiene en las pruebas de acceso a la Universidad", explicó Rafel Covas, coordinador de los policías tutores.

La mayoría de los 881 alumnos desconectados a los que se trató de localizar en mayo -699 en Mallorca- no seguían las clases a distancia por desconocimiento. "Se lo tomaron como unas vacaciones y cuando les explicamos que tenían que seguir conectados, la mayoría lo hicieron", subrayó Covas. En otros casos hubo cambios de domicilio y un total de 102 alumnos no pudieron ser localizados y se les abrió un protocolo por absentismo.

"En el estado de alarma entendemos el absentismo como aquel que no se conecta con la escuela. Y hubo alumnos que decidieron desconectarse o a los que no pudimos localizar", explicó el coordinador de los policías tutores.

Asimismo, durante el confinamiento los policías tutores repartieron 1.513 ordenadores y 522 tarjetas para conectarse a internet. Y visitaron 2.053 domicilios para entregar a los alumnos el material escolar que dejaron en las aulas el último día de clase, cuando se pensaba que el encierro sería corto.

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, se refirió al centenar de alumnos que se desconectaron totalmente de su centro y profesores. "Siempre hay absentismo, pero para eso existen protocolos que se están aplicando. A veces incluso se va a la fiscalía. El 10 de septiembre empiezan las clases de forma presencial y todas las familias tienen la obligación de llevar a los niños al colegio", recordó el conseller.

Cascada de jubilaciones

Los policías tutores han cubierto durante el estado de alarma 62 municipios de las islas, pero de cara al nuevo curso solo estarán en 52. Una cascada de jubilaciones y la complejidad de convocar oposiciones y formar a nuevos agentes, impedirá que tengan más presencia. "Es cuestión de ir renovando las plazas mediante oposiciones. Pero el mínimo siempre va a estar cubierto", garantizó Covas.

Compartir el artículo

stats