El sindicato UOB ha anunciado que convocará una huelga y movilizaciones a principios de curso para que la conselleria de Educación "rectifique" y "no aboque a los centros educativos a los contagios y rebrotes de Covid-19".

Es el primer anuncio concreto de protesta para exigir una vuelta al 'cole' segura, si bien entre el profesorado ya se habían escuchado voces expresando su preocupación y malestar por las condiciones del retorno a las aulas con las mismas ratios de todos los años. La Junta de Personal no Docente ya puso sobre la mesa a finales de junio la opción de las movilizaciones y la semana pasada el STEI anunciaba que consultaría esta opción con los docentes. En algunos centros, como en el IES Inca, hay profesores que se han unido para mostrar su inquietud ante los planes de contingencia y exigir a Educación más recursos para aligerar los grupos.

La agrupación sindical UOB ya ha acordado en asamblea la convocatoria de una huelga y movilizaciones. Entre los motivos que esgrimen, está que Educación "no ha habilitado espacios ni contratado docentes para desdoblar grupos y garantizar la distancia de seguridad", y creen que así se "condena los docentes, personal no docente, alumnos y familias a los contagios y rebrotes de la COVID-19".

El sindicato considera que la Conselleria "ha pasado la responsabilidad en los centros obligándolos a aprobar unos planes de contingencia que incumplen la distancia de seguridad" . También creen que debería haber sido Educación y no cada centro que coordinase la petición de espacios municipales a los ayuntamientos. Critican a Martí March por "presentarlo todo como una gran gestión" y "hacer creer a las familias que es posible empezar el curso con las condiciones de siempre".

Deploran que no se asigne a los centros personal sanitario ni técnicos de riesgos laborales que supervisen la salud y las medidas de prevención, así como la falta de personal de limpieza para garantizar la desinfección de las aulas, lavabos, espacios comunes, etc. Lamentan asimismo que en Primaria "ha reconvertido maestras de Música, Inglés, Educación Física, Pedagogía Terapéutica y Audición y lenguaje en maestros tutores", lo que, según denuncian, perjudica la calidad educativa y la atención a los alumnos con necesidades especiales. En Secundaria, señalan, se han aumentado las horas de atención directa a los alumnos, en lugar de contratar docentes por desdoblar grupos.

Concluyen que "empezar el curso en estas condiciones nos llevará a rebrotes y escenarios de trabajo doble, presencial y telemático" lo que que disparará las horas extra que, aseguran, "ya hacen sin cobrar".

Por último, recuerdan otras reivindicaciones: como que los interinos sustitutos hagan horas de tutoría sin cobrar, que no se les pague el verano, que no se respeten los derechos de los mayores de 55 años, que los profesores paguen de su bolsillo los medios de la enseñanza telemática y "que ni se hable del 2% que ya cobran otras comunidades autónomas".