La conselleria de Salud del Govern recibió ayer dos respiradores invasivos modelo S1100, que ayudarán a mejorar la atención sanitaria de la región, una donación efectuada por el Banco Santander. Estos respiradores se suman a otros siete ventiladores no invasivos y a 21.200 mascarillas que se entregaron ya a la Conselleria a través del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa). Como respuesta solidaria a la crisis, la entidad financiera ha movilizado 100 millones de euros en iniciativas solidarias, con los que se ha podido ayudar a los hospitales, al personal sanitario y a las distintas organizaciones y fundaciones que están trabajando para luchar contra la pandemia.