El Servei de Salut reforzará con 40 profesionales el equipo de seguimiento de contactos de atención primaria y la atención telefónica del SAMU-061. Por un lado, se amplía con 20 profesionales de enfermería (10 en Mallorca y 10 en Eivissa y Formentera) y 8 administrativos (6 en Mallorca y 2 en las Pitiusas) para el equipo de rastreo de atención primaria de la Central de Coordinación de la COVID-19 (CC-COVID).

Por otro, la central telefónica del SAMU-061 se reforzará con 12 personas más. Estas contrataciones tienen como objetivo potenciar los equipos de rastreo para mantener la detección y el control de posibles brotes con la identificación rápida de los contactos estrechos.

Desde que se inició la pandemia, el Servicio de Salud ha contratado casi 900 trabajadores para reforzar todos los niveles asistenciales. A pesar de que la situación actual de brotes era previsible —partiendo de una situación de confinamiento y cierre total de fronteras interiores y exteriores— y se han tomado las medidas adecuadas, continúa siendo muy necesario apelar a la responsabilidad de la población a la hora de cumplir con las medidas de protección.

Actualmente, Atención Primaria dispone de 162 profesionales sanitarios que trabajan en el seguimiento de contactos estrechos: 155 en los centros de salud y 7 en la central de coordinación. Además, el Servicio de Salud ha iniciado la formación de cerca de 250 profesionales más para llegar hasta los 400 rastreadores en caso de que sea necesario.

Desde que se inició la pandemia, Atención Primaria ha indicado más de 70.000 pruebas PCR, lo que supone prácticamente la mitad de la cifra total. La central del SAMU-061 recibe una media de 1.800 llamadas telefónicas diarias y durante el fin de semana pueden superarse las dos mil. Con este refuerzo se mejora la accesibilidad de la central en la atención sanitaria de emergencias sanitarias.

Por otro lado, está previsto reforzar los centros de salud de Atención Primaria con cerca de 400 líneas telefónicas nuevas para mejorar el acceso de la población a los centros y unidades básicas de salud. Actualmente, la proporción entre las consultas presenciales y las telefónicas es aproximadamente de un 40 % y un 60 %, respectivamente. En la última semana, Atención Primaria de Mallorca recibió una media de 9.662 llamadas diarias, lo que supone unas 214 llamadas diarias por centro. La media diaria de visitas presenciales —en los centros o domiciliarias—fue de 5.755 al día, lo que significa unas 127 visitas por día y por centro.

La Covid-19 ha hecho necesario adaptar la Atención Primaria a la crisis sanitaria con la implantación de dos circuitos diferenciados —respiratorio y no respiratorio— en todos los centros de salud de Balears. Las consultas respiratorias han quedado separadas físicamente de las generales, para evitar que los pacientes respiratorios y no respiratorios compartan el mismo espacio en las salas de espera. El objetivo era garantizar las condiciones máximas de seguridad para la población y los profesionales.