Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Reino Unido reimpone la cuarentena

Turistas británicos en Magaluf: "Si lo llego a saber no vengo a Mallorca, vaya fastidio"

"La cuarentena será la puntilla para el turismo y, por lo tanto, para los comercios de la zona"

Sandy y Mary, dos jubiladas indignadas, ayer en una tienda de 'souvernis'.

Sandy y Mary, dos jubiladas indignadas, ayer en una tienda de 'souvernis'. b. ramon

Caras bronceadas pero largas en la playa de Magaluf. La decisión del Reino Unido de imponer una cuarentena de 14 días a los viajeros procedentes de España no ha sido recibida con agrado por los turistas británicos de vacaciones en la isla, a pesar de que su país se mantiene como el primero de Europa y tercero del mundo más afectado por la pandemia.

“Si llego a saber antes que iban a meternos en cuarentena, no vengo a Mallorca”, espetó a primera hora de ayer Boo Beckett, un británico que tomaba el sol en una poco concurrida -para estas fechas- playa de Magaluf. “La noticia que recibimos ayer -el pasado sábado para el lector- es un fastidio. O encierro de catorce días en mi casa, cuando vuelva, o una multa de mil libras. El Gobierno español está haciendo bien su trabajo, imponiendo las mascarillas y toda una serie de medidas, pero el gobierno del Reino Unido es caótico y confuso frente al coronavirus”, señaló con indignación.

“Nosotras estamos jubiladas y tenemos mucho tiempo libre, así que la cuarentena no nos preocupa mucho, pero nos tememos que al resto de turistas británicos no les compensará una semana de vacaciones en Mallorca por 14 días de encierro”, comentaron Sandy y Mary a la salida de una tienda de souvenirs.

Muy enfadada se mostró Kayleigh, una ciudadana escocesa que suma más de veinte años trabajando en el Sinky’s, un pequeño local con terraza, billar y retransmisiones deportivas. “Lo de la cuarentena es lo último que nos faltaba en un año de locos. Ni yo podré ir al Reino Unido ni mi familia vendrá, con este panorama, a verme a Mallorca. Eso, en cuanto a la cuarentena, porque lo que es el negocio... En lo que va de año hemos bajado nuestros ingresos un 95 por ciento respecto a 2019”, aseguró.

“Sin turismo, no hay dinero. La verdad, me da lástima”, valoró la también turista británica Laura Hamilton mientras caminaba por el paseo marítimo de la playa de Magaluf.

“Pensar en la cuarentena que tendré que pasar cuando llegue a mi casa es una pesadilla, así que voy a intentar desconectar”, comentó un joven inglés, Frank Holding, mientras se dirigía a su tumbona.

“Esto es la puntilla”

La consternación también ha salpicado a los empresarios dedicados a la restauración en esta zona de Calvià, que temen un frenazo con graves consecuencias en sus ingresos. “Quizá con esto de la cuarentena tengamos que cerrar mañana mismo. Prefiero no pensarlo e ir día a día. La temporada de este año está siendo deficiente y tampoco nos hace mucho bien todo lo que se dice en los medios, porque así como hay un Magaluf problemático, también hay un Magaluf tranquilo, respetuoso”, afirmó Sonia, al frente del restaurante Titanic.

“Hemos pasado del ‘hay que aguantar’ al ‘no sé si aguantaremos’. Con la cuarentena a los británicos, nos dan la puntilla. Para los empresarios de Magaluf, esto es la muerte”, opinó Maria Antònia Fullana, responsable, desde hace más de dos décadas, de la tienda Dauphine Souvenirs y Mini Market. “Ahora mismo no me planteo el cierre, pero lo que es seguro es que este año no me saldrán las cuentas. Siempre abría a principios de abril y no me ha quedado otra solución que abrir muy tarde, hace solo una semana. Si la cosa acaba mal tendré que irme a vivir a un iglú”, añadió.

Compartir el artículo

stats