Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Un profesor más por aula para frenar los efectos del coronavirus

Educación se compromete a aumentar el número de docentes en clases con más de 25 alumnos

Las aulas tendrán que cumplir con medidas higiénicas el próximo curso.

Las aulas tendrán que cumplir con medidas higiénicas el próximo curso. europa press

La conselleria de Educación anunció ayer que reforzará el número de profesores y maestros en los distintos centros educativos para paliar los efectos del coronavirus. Una de las preocupaciones por parte de los colegios e insitutos es la forma en cómo podrán dividir las clases para guardar las distancias de seguridad y cumplir con el protocolo sanitario. Según un escrito remitido a los centros de enseñanza, la conselleria "habilitará una cuota extraordinaria de profesorado (cuota COVID) que se distribuirá a los centros según unos criterios objetivos".

La propuesta que lanzó Educación es reforzar con un profesor o maestro todas las clases de Infantil y Primaria que superen el ratio de 25 alumnos por aula, las clases de la ESO que superen los 30 estudiantes y los 35 en el caso de Bachillerato. De esta forma, si se superase el ratio en los diferentes niveles de enseñanza, se enviaría a un profesor para realizar el desdoblamiento de la clase. Además, en el escrito se señaló que se planteará a los centros incrementar hasta un 20% las tutorías que se generen del desdoblamiento, de forma que el profesorado que se encargue de las tutorías de estos nuevos grupos puedan cobrar el complemento de tutor.

Reunión para negociar

Esta medida que presentó la Conselleria se debatirá mañana en la Mesa Sectorial de Educación con los distintos centros, sindicatos y asociaciones. El objetivo es llegar a acuerdos para afrontar el próximo curso de la mejor forma posible, estudiando todos los escenarios como la enseñanza semipresencial o la vuelta a un nuevo confinamiento.

Denuncias

Durante las últimas semanas se produjeron denuncias de organizaciones como el ANPE de Balears (Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza) respecto a los recortes que planteó el conseller Martí March en el sector educativo. De hecho, esta asociación, en un comunicado, estimó la pérdida de entorno a 400 profesores interinos en las islas. March también recibió quejas por parte del PP y la diputada Nuria Riera, que acusó al conseller de no reclamar al Gobierno Central lo que le corresponde a Balears del fondo de Educación. Denuncias que fueron rebatidas por parte del propio March, quién aseguró que habría un aumento notable de profesores el próximo año.

De cara al curso 2020-2021, el objetivo de todos los centros es arrancar con clases presenciales, cumpliendo el protocolo de seguridad. Para ello, deberán reducir el número de alumnos por aula, aplicar medidas de desinfección, evitar aglomeraciones a la entrada y salida de los institutos y controlar los posibles focos de contagio. Sin embargo, estas previsiones están sujetas a los cambios que se puedan producir en el avance de la pandemia y los posibles rebrotes que puedan ir surgiendo. Los centros quieren estar preparados ante un curso especialmente atípico.

Descontento

La Federación de Educación de Comisiones Obreras en las islas se mostró descontenta con la propuesta ya que no es una aportación efectiva para afrontar la crisis del Covid-19. Así lo interpretó uno de sus miembros, Mario Devis: "El número de profesores es insuficiente para la situación por la que estamos atravesando. Nos preocupa cómo realizarán el desdoblamiento en el aula".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats