Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coronavirus apenas recorta el número de proyectos de nuevas viviendas en Mallorca

Los aparejadores han visado proyectos para 1.110 inmuebles en la isla durante el primer semestre del año con un descenso de solo el 1%

Imagen de una de las nuevas promociones que se están desarrollando en Palma. Yaiza Rodríguez

Los nuevos proyectos de viviendas apenas han descendido en Mallorca durante los primeros seis meses del año pese al coronavirus, aunque este resultado se explica en buena medida por las elevadas cifras registradas durante el mes de marzo. De este modo, entre enero y junio del presente ejercicio se visaron 1.110 residencias en la isla, lo que supone un descenso del 1% en relación a las 1.122 contabilizadas durante el mismo periodo de 2019, según los datos facilitados por el presidente del Colegio de Aparejadores de Mallorca, Daniel Tur.

Hay un dato a destacar: este descenso se sustenta además en los proyectos de viviendas plurifamiliares y chalés, ya que la cifra de adosados sigue creciendo pese a la Covid-19.

Según el informe elaborado por el Colegio de Aparejadores, en estos seis primeros meses del año la cifra de nuevos adosados a edificar ha sido de 184, muy por encima de los 120 del pasado ejercicio, con un aumento del 53,3%.

La de chalés se ha situado en estos seis primeros meses en 317, en este caso claramente por debajo de los 357 de 2019, con un descenso del 11,2%.

Finalmente, la cifra de plurifamiliares (habitualmente la vivienda más asequible) se sitúa este año en los 609 frente a los 645 del ejercicio anterior, con una bajada del 5,5%.

Un aspecto subrayado por Tur son las fluctuaciones que se han dado durante este año, ya que enero y febrero se saldaron con cifras inferiores a las de 2019, para registrar marzo un fuerte crecimiento al duplicar el número del ejercicio anterior. Abril y mayo mostraron una nueva bajada, especialmente intensa en ese segundo mes, dado que no se alcanzaron ni la mitad de los proyectos del año anterior, para volver a crecer en junio.

El presidente de los aparejadores reconoció que resulta muy difícil pronosticar cual será el comportamiento del sector durante el segundo semestre del año, de ahí que reclame que se prorroguen y amplíen las medidas que permiten agilizar las tramitaciones como incentivo para mantener la actividad.

Por municipios, Palma lidera la cifra de viviendas proyectadas, tanto en plurifamiliares (358) como en adosados (51), a los que hay que sumar 21 chalés.

Inca se queda en segundo lugar por lo que a plurifamiliares se refiere (76), a los que hay que sumar dos adosados, aunque en conjunto de residencias es Marratxí la que se queda con el segundo puesto, al contabilizar 42 plurifamiliares, 23 adosados y 21 unifamiliares.

Por su parte, desde la asociación de promotores de Balears se avanza ya que la mayoría de las pequeñas empresas de las islas han tomado la decisión de congelar la puesta en marcha de nuevos proyectos ante la incertidumbre que se ha abierto a causa de la crisis del coronavirus.

Actividad para las grandes

Su vicepresidente y portavoz, Bartomeu Mayol, apunta que en estos momentos son las grandes promotoras nacionales las que mantienen sus proyectos en marcha en las islas al disponer ya del capital necesario a través de fondos de inversión. Además, cuando concluya la edificación de estas nuevas viviendas dentro de unos dos años, las va a situar en una posición de ventaja, al no tener en ese momento la competencia de las firmas locales que han parado su producción, dando por hecho que en ese plazo (con la vista puesta en 2022) la economía de las islas ya se habrá recuperado. En cualquier caso, se pone de relieve que en estos momentos el mayor impulso lo tienen los proyectos destinados a la clientela de alto poder adquisitivo.

Compartir el artículo

stats