Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Los hoteleros bajan precios un 15% y los mantendrán algunos años

Las empresas reconocen la dificultad de poder volver a elevar sus tarifas durante las próximas temporadas a causa de la competencia que se va a impulsar desde destinos como Turquía

Los turistas que llegan este año a las islas lo hacen con precios más bajos.

Los turistas que llegan este año a las islas lo hacen con precios más bajos. G. Bosch

Algunas empresas hoteleras de Balears reconocen que en estos momentos están aplicando descuentos del 25% en sus precios, aunque el presidente de la asociación de cadenas (ACH), Gabriel Llobera, sitúa la media de estos recortes entre un 10% y un 15%. El problema, según se señala, es que esta bajada previsiblemente se va a tener que mantener durante algunos años, ante la dificultad que va a tener el poder negociar nuevos incrementos a causa de la competencia que van a realizar destinos como Turquía.

Llobera reconoció que la aplicación de descuentos en este momento tiene como objectivo posicionarse en el mercado tras el parón sufrido al prohibirse la entrada de visitantes extranjeros en España y una vez retomada la actividad, dado que este año Balears juega con la ventaja de tener a competidores como Egipto o Turquía en una situación peor.

Pero el presidente de la asociación de cadenas manifestó que de cara a los dos próximas temporadas va a ser difícil recuperar las tarifas que se aplicaron el pasado año preciosamente porque destinos como los antes mencionados van a intentar recuperar cuota de mercado entrando en una guerra de precios a la baja.

Por ello, pronosticó que a medio plazo va a ser difícil arrancar de los touroperadores incrementos en los precios de la planta de alojamiento.

En relación a este punto, el presidente de Iberostar, Miguel Fluxà, apuntó ayer que esta medida de rebajar precios no es positiva, y que la mejor estrategia es la apuesta por la calidad y por reforzar la imagen de destino seguro. Sin embargo, desde el sector se insiste en que la reducción de tarifas se está aplicando en estos momentos de manera generalizada.

En este aspecto, no se oculta que aunque se trata de una decisión que se ha tenido que tomar por parte de las empresas, preocupa seriamente a sus responsables, debido a que una bajada de precios conlleva una pérdida de rentabilidad incluso cuando la cifra de turistas haya recuperado los niveles de 2019. Todo ello después de que un gran número de establecimientos hayan desarrollado fuertes inversiones para reformarse y elevar su categoría, dentro de la apuesta en favor de la calidad que se ha impulsado durante los pasados ejercicios.

Recorte de las inversiones

Hay que recordar que las empresas constructoras son las primeras en pronosticar una caída en la inversión que los hoteleros van a poner en marcha tras el verano para la reforma de sus establecimientos.

Hay que tener en cuenta que esas obras se ejecutaron porque después permitían aplicar fuertes subidas de precios, opción que en estos momentos se da por imposible.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats