Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

El Govern volará en un avión lleno

El Govern volará  en un avión lleno

El Govern volará en un avión lleno

Si hoy es miércoles, Francina Armengol aboga por abrir las fronteras de par en par. Martes, jueves y sábado exhorta al Gobierno a cerrar Mallorca a cal y canto. Su petición de cambio de fase está desfasada. En primer lugar, coincide sospechosamente con una rueda de prensa de la ministra Reyes Maroto exigiendo la apertura de los cielos internacionales, para que se derrame el maná turístico. En segundo, presidentes autonómicos sin sujeción disciplinaria como Núñez Feijóo reclaman la libre circulación interprovincial desde hace semanas. Y Euskadi ya la ha logrado.

Armengol quiere ser la abanderada de la población contra el coronavirus, y la campeona de la primacía de la economía a cambio de repuntes en los contagios. Ambas posiciones son incompatibles. Quienes exigimos humildemente un retorno a la normalidad social, tenemos derecho a reclamar un mayor grado de compromiso del Govern.

La imaginación no cotiza en el Consolat, pero la apuesta en días alternos por sacar a la economía del coma inducido merecería un crédito adicional, si el Govern la sustanciara volando en un avión lleno hasta los topes. Es importante que el aparato tenga todas sus plazas ocupadas, porque sería inconcebible que Armengol despegara en un aparato que cumple con las distancias de seguridad, a diferencia del resto de mallorquines.

El trayecto inaugural más adecuado sería un Madrid-Palma. El Govern al completo se incorporaría en Son Sant Joan al pasaje de felices madrileños, poniendo rumbo a Eivissa. Será una excelente promoción del turismo interior, y una muestra de confianza en que la pandemia ha concluido.

En los días impares, Armengol deberá conciliar su importación de millones de europeos de edad avanzada y elevado riesgo de contagio con su firmeza en el cierre de las escuelas que democratizan a Mallorca, pese a que ningún menor de quince años ha muerto en España a causa del coronavirus.

Compartir el artículo

stats