Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

El comercio adelanta las rebajas ante el derrumbe de las ventas

Las grandes empresas plantean iniciarlas el 25 de junio y algunas franquicias y pequeñas tiendas anuncian el 19 o el 20 de ese mes - El sector admite la "desesperación" ante la falta de consumo

La caída de las ventas comerciales está provocando cambios de negocios en los locales y el adelantamiento de las rebajas.

La caída de las ventas comerciales está provocando cambios de negocios en los locales y el adelantamiento de las rebajas. B. Ramon

Los bajísimos ingresos que los comercios de moda están obteniendo desde que se autorizó su apertura van a provocar un inusual adelantamiento de las rebajas de verano, en un intento de atraer a la clientela y reducir el enorme volumen de producto que se acumula en sus establecimientos. Algunas de las grandes firmas del sector con especial influencia en esta materia están preparando poner el cartel anunciando la apertura de esta campaña de descuentos el 25 de junio, tras la celebración de un San Juan que es festivo en algunas localidades, y algunas franquicias y pequeños establecimientos plantean adelantarse al 19 o 20 para aprovechar así el fin de semana anterior.

Esta carrera para avanzar las reducciones de precios, que desde algunas patronales se considera "absurda" al dejar a las tiendas sin apenas margen de beneficio, solo se explica porque el consumo de moda, con la excepción de la infantil, está actualmente en niveles mínimos, hasta tal punto de que hay tiendas que están cerrando sus jornadas, incluido algún sábado, sin haber logrado ingresar un euro (lo que en el sector se denomina un cero), según lamentan el presidente de la patronal Pimeco, Antoni Fuster, y el portavoz de Afedeco, Pedro Mesquida.

Los dos representantes del sector no dudan en calificar la situación de "desesperante" para muchos pequeños establecimientos, debido a que los ingresos que se están obteniendo durante las dos últimas semanas (desde que se dio luz verde a la reapertura) en muchos casos ni siquiera son suficientes para poder cubrir las nóminas de los trabajadores.

Nivel de ventas

En este aspecto, se apunta que la excepción es la moda infantil, como en el caso de zapatería, a causa del deterioro de algunas prendas de los más pequeños, pero se señala que las ventas en la ropa para adultos, tanto hombres como mujeres, se mantienen en niveles mínimos.

Antoni Fuster estima que en estos momentos las cajas que se están haciendo en la mayor parte de las tiendas de moda son un 80% inferiores a las que se conseguían hace un año por estas fechas, por dos factores claves: la ausencia de turistas y la caída de los ingresos de los residentes a causa de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

El adelantamiento de las rebajas no es especialmente bien recibido por algunos representantes del pequeño comercio, más partidarios de retrasarlas al 1 de agosto y no iniciarlas en el ya clásico 1 de julio. Pero al saberse que alguna gran superficie las está preparando para el 25 de junio, ya se admite que muchas tiendas optarán por adelantarse al 19 o 20 de ese mes para jugar con unos días de ventaja.

En este sentido, Pedro Mesquida no oculta el malestar generado entre el comercio tradicional por el hecho de que alguna de las grandes superficies que reabrió el pasado lunes lo hiciera con descuentos del 30%, al considerar que resulta absurdo reducir los márgenes cuando está la práctica totalidad del producto de moda todavía sin vender. Por contra, desde las grandes empresas se defiende la necesidad de incentivos para reactivar la demanda.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats