DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

Segundas oportunidades

Un taller mallorquín fabrica protectores reutilizables con materiales homologados por Sanidad

Marcos Amengual e Inés Beascoechea en la sede de Sprinter.

Marcos Amengual e Inés Beascoechea en la sede de Sprinter. b. ramon

"Y si en vez de importar mascarillas las fabricamos nosotros mismos". Hace poco más de un mes que el empresario Marcos Amengual se hizo esta pregunta. El resultado de este planteamiento es que, a día de hoy, está vendiendo y comercializando mascarillas higiénicas reutilizables fabricadas en su tienda taller de la calle Andreu Feliu, 27 de Palma. La empresa de Amengual, Sprinter Serigrafía, se dedicaba hasta la irrupción del covid-19 a la venta de uniformes y al serigrafiado y bordado de prendas. Analizando lo que había ocurrido en China y en Italia, Amengual valoró que su trabajo habitual podía bajar como resultado de la pandemia y del confinamiento. La crisis sanitaria le hizo mirar hacia un nuevo producto: las mascarillas higiénicas. Aunque en un principio pensó en importarlas, pronto fue consciente de la dificultad de esta operación. "Me pasó por la cabeza que deberíamos ser autosuficientes, no depender de otros países para conseguir ese material". El hecho de que Sprinter Serigrafía también hubiera sido en el pasado taller de confección hizo que el proyecto avanzara con más seguridad: "Mi madre es patronista, aunque ya se ha jubilado. Tenemos la maquinaria y hemos hecho confección textil durante muchos años". El siguiente paso fue ponerse en contacto con Inés Beascoechea. Perteneciente a una segunda generación de industriales, Beascoechea estaba al frente de Inmaplast una fábrica de packaging que cerró hace ahora un año debido al cambio de normativa con respecto a las bolsas de plástico. "He aportado mi experiencia en cuanto a materiales y también en todo lo relativo a certificaciones de Sanidad, permisos y normativa", explica Beascoechea. Además de este asesoramiento, la empresaria se ha implicado en el proyecto participando en la distribución y comercialización.

Los dos emprendedores han tenido que irse adaptando a unas exigencias normativas que se han ido elaborando sobre la marcha puesto que, hasta el momento, no existía un producto como éste. En este sentido Beascoechea subraya que "somos muy escrupulosos. Los materiales que utilizamos están homologados y cumplen con toda la normativa". En estos momentos están a la espera de obtener la homologación para el producto final, la mascarilla en sí. Tal y como explica la empresaria los dispositivos que fabrican incorporan dos capas de TNT (tejido sin tejer) por lo que no es necesario que lleven filtro. Beascoechea recuerda sin embargo que no son EPI ni material sanitario y tampoco son adecuadas para personas que convivan con un enfermo de covid-19. "Sirven para cualquier persona individual, para salir a pasear, ir a comprar o hacer las gestiones normales. Es una barrera entre tú y los otros". En este sentido Beascoechea destaca la necesidad de que todos porten mascarilla para que la protección sea más eficaz.

Por el momento, las cosas están yendo bien en esta nueva etapa iniciada por Amengual en Sprinter Serigrafía, aunque reconoce que "es un poco triste porque todo se debe a una circunstancia desagradable". Comenta que muchos empresarios mallorquines han reaccionado rápidamente antes la crisis: "Una cosa bonita ha sido ver a la gente del campo implantando un sistema de venta y reparto de productos de mucha calidad. Ha sido una oportunidad para ver lo que tenemos aquí en todos los sectores". Por otra parte el empresario subraya que el futuro es incierto: "Es un producto que tendrá mucha demanda durante unos meses, pero no sabemos hasta cuando se tendrá que usar. Si hay rebrotes subirá de nuevo y hay que estar preparados", argumenta. Cree que este cambio de producción en su caso será algo "transitorio".

Fabricadas con los materiales homologados por el ministerio de Sanidad, reutilizables, de colores y hechas en Mallorca. Inés Beasoechea incide en esto último y recuerda que el turismo es importante, "pero no debemos olvidar a los otros sectores económicos de la isla". Por otra parte subraya la importancia de que éste sea un producto reutilizable, tras su correspondiente lavado a 60º . Fabricadas en tallas de adulto y de niño se comercializan en varios colores. "Sin quitarle importancia al problema sanitario, que es enorme, y cuidando la protección, con estos colores hemos querido que sea más agradable llevar mascarilla", dice Amengual.

Compartir el artículo

stats