Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

El tejido empresarial cae hasta niveles de la crisis anterior

La cifra de negocios de alta en Balears se sitúa en una línea similar a los de 2014

El estado de alarma ha conllevado el cierre temporal de muchos negocios.

El estado de alarma ha conllevado el cierre temporal de muchos negocios. G. Bosch

El impacto que el coronavirus ha tenido en la economía balear ha hecho que su tejido empresarial se desplome hasta niveles muy similares a los de los años más duros de la crisis anterior. Aunque entre ambos periodos hay una gran diferencia: si en la etapa anterior la pérdida de negocios venía provocada por su defunción, en este momento la mayoría de las desapariciones se explica porque los empresarios han optado por dejar su actividad 'en hibernación', a la espera de poder reactivarla cuando la situación se normalice, en gran medida en relación al turismo.

Los datos facilitados por la Seguridad Social señalan que el pasado mes de abril se cerró con 40.274 empresas de alta en el régimen general. Primer aspecto a tener en cuenta: el año pasado, por esas mismas fechas, ese número había sido de 46.237, coincidiendo con la Semana Santa y el inicio de una temporada turística que en este ejercicio sigue sin arrancar. Eso supone la desaparición de casi 6.000 negocios.

Para encontrar una cifra similar a la de abril de este año hay que remontarse al mismo mes de 2014, cuando se alcanzó el número de 40.177, o al de 2011 con 40.216. Hay que tener el cuenta que durante la anterior crisis se tocó fondo en 2012 y 2013, con 39.264 y 39.109 empresas de alta en el régimen general respectivamente durante esas mismas fechas.

La gran diferencia respecto a este año, según pone de relieve el catedrático de Economía Aplicada y director de la Fundación Impulsa, Antoni Riera, es que el desplome de la crisis anterior vino provocado por la defunción de esas empresas, mientras que en este momento la mayoría del recorte respecto al pasado año se debe a que muchas han entrado en hibernación. La elevada estacionalidad de la economía balear provoca una elevada rotación en los negocios y que para evitar cargas fiscales, muchos opten por darse de baja al concluir la temporada turística para volver a darse de alta al iniciarse la siguiente. Es este segundo paso el que este año no se ha dado, a la vista de la paralización de la actividad económica.

Caída de los servicios

Eso explica que la caída del tejido empresarial de Balears respecto a abril del año pasado se sustente en el sector servicios, en el que se enmarcan la hostelería, la restauración o el comercio.

De este modo, durante el mes pasado había en Balears 31.475 empresas de servicios frente a las 36.527 de 2019 y muy ligeramente por encima de las 31.383 de 2013, el año más duro de la crisis anterior para el tejido empresarial.

La lista del mes pasado la completan 5.892 empresas de construcción, frente a las 6.479 de 2019; 2.732 industriales, también por debajo de las 3.046 del año pasado; y 174 del sector primario, cuando en 2019 habían sido 184.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats