21 de mayo de 2020
21.05.2020
Diario de Mallorca

Así será el primer chapuzón en las playas de Mallorca tras el coronavirus

El Instituto para la Calidad Turística Española aconseja usar cartelería o megafonía para controlar el aforo en los arenales

21.05.2020 | 02:45
Así será el primer chapuzón en las playas de Mallorca tras el coronavirus
Así será el primer chapuzón en las playas de Mallorca tras el coronavirus

Medidas de protección en el litoral. Más distancia entre hamacas y entre sombrillas. Duchas cerradas. Informadores que controlen la separación entre bañistas. Posibles controles de acceso. Éstas son algunas de las medidas que se plantean para la reapertura de las playas

En los ochenta, el dúo italiano Righeira triunfó en las discotecas con este estribillo pegadizo: "Vamos a la playa, oh oh oh oh". En 2020, sin embargo, esa canción del verano debería actualizarse, quizá con una frase estilo: "Vamos a la playa, ay ay ay ay". En plena crisis del coronavirus, es tiempo de precauciones.

Con las altas temperaturas tocando ya a la puerta y tras confirmarse hoy que Mallorca, Menorca e Ibiza se unen a Formentera en la fase 2 a partir del lunes 25, los mallorquines cuentan los días para poder darse el primer chapuzón del año, el que será seguramente el baño más reglamentado de la historia.

La playa no escapa a las normas sanitarias a las que obliga la crisis del coronavirus, y los ayuntamientos de la isla se preparan para dar respuesta al desafío de garantizar la distancia social y la higiene en las zonas comunes. 

Una mayor separación entre las sombrillas (de hasta cuatro metros en algunos casos), duchas cerradas, franja libre de hasta 10 metros en la orilla para garantizar que se pueda pasear libremente y limpieza exhaustiva de hamacas son algunas de las medidas que plantean aplicar los consistorios mallorquines cuando se permita el uso recreativo de los arenales.

Separación entre bañistas

Una de las grandes incógnitas es saber cómo se harán las separaciones en las zonas libres de los arenales, a fin de que se cumpla con el preceptivo distanciamiento. En la península, la fórmula elegida por algunos municipios costeros españoles, como Canet d'en Berenguer (Valencia), pasa por un sistema de cuadrículas delimitadas con cinta para que cada espacio quede asignado. La localidad valenciana plantea además reservar espacios a través de códigos QR, con un turno de mañana y otro de tarde.

Ayuntamientos de la isla estudian actualmente cómo garantizar esta separación entre bañistas. En el consistorio de Son Servera, manifiestan que están a la espera de recibir las normas definitivas, pero lo que descartan de entrada es la posibilidad de colocar pantallas de metacrilato, una mediática iniciativa que lanzó hace unas semanas una empresa italiana. El sistema deja prácticamente encapsulado al bañista.

En la isla, Calvià está analizando cómo controlar la separación de los bañistas, en el marco del diseño de un plan de contingencia del que forman parte varios departamentos municipales.

De ese plan ya se conocen algunas medidas concretas que se aplicarán este verano en el litoral calvianer, en el que se pueden encontrar hasta 33 playas. Así, según señalan fuentes municipales, está previsto que haya informadores turísticos para controlar el distanciamiento social.

Franja libre en la orilla

Además, se prevé dejar libre una franja de unos 10 metros en la orilla para que quede despejada de forma que los bañistas puedan pasear por allí sin obstáculos. También parece claro que se cerrarán las duchas de los arenales calvianers. A primera vista, los pulsadores de estas duchas pueden ser un foco potencial de contagio.

Otra certeza de este verano de incertidumbres es que habrá menos hamacas y sombrillas de los concesionarios. En Sóller, sólo se instalará el 40% del material playero que había en las últimas temporadas. La distancia entre las sombrillas será de cuatro metros y, entre las hamacas, de dos metros. En principio, la previsión es que los baños puedan estar abiertos, desinfectándose después de cada uso.

Reducción de hamacas

En Alcúdia, el regidor responsable de Playas, Domingo Bonnín, explicaba esta semana que este año, "como máximo, se pondrá el 50% del total de hamacas que se suelen colocar, respetando los cuadrantes y alargando las distancias entre sombrillas".

En todo caso, Bonnín aclaró que esta circunstancia no irá en detrimento de las zonas libres para los bañistas. "Nos limitaremos a ocupar el mismo lugar que hasta ahora, pero con menos hamacas y parasoles", afirmó. Respecto a las duchas y baños públicos, el Ayuntamiento alcudienc espera próximas indicaciones supramunicipales para aclarar si podrán abrir o no.

Qué pasa con los velomares

Otro elemento característico de la geografía playera son los velomares. ¿Qué pasará con ellos? Un documento preliminar elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española con consejos para reducir los riesgos sanitarios en las playas aconseja que puedan utilizarse únicamente de forma individual o bien que sólo lo pueda usar una misma unidad familiar. En todo caso, prescribe que, después de cada uso, debe ser desinfectado.

Igualmente, este organismo recuerda que será cada ayuntamiento el que deberá gestionar el espacio de las playas cuando se reabran totalmente, pudiendo por ejemplo informar a los usuarios de la situación del aforo, a través de carteles o megafonía.

El del Instituto para la Calidad Turística Española será uno de los documentos-guía que tengan en cuenta los municipios para afrontar la reapertura de los arenales. Paralelamente, algunas comunidades autónomas ya han difundido sus propios protocolos.

Es el caso de Andalucía, que ha elaborado un catálogo de recomendaciones que incluye el consejo de ducharse antes y después de ir a la playa. Recomienda además que se usen bolsas para guardar los residuos generados y que se delimiten espacios sobre la arena.

Limpieza de litoral

El Servicio de Limpieza del Litoral en Balears comenzará más tarde de lo previsto, según confirmó el gerente de la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental, Guillem Rosselló.Según relató, el motivo son complicaciones surgidas en el proceso de licitación a raíz de la crisis del COVID-19. Este servicio ha sido publicado ya en el Diario Oficial de la Unión Europea, por lo que en unos días podrán consultarse los detalles. Posteriormente, los interesados en presentar ofertas de manera telemática tendrán 30 días, con un plazo que finalizará sobre el 19 de junio.A pesar del retraso, está previsto que la campaña dure el mismo tiempo que el pasado año, cuando abarcó del 1 de mayo al 30 de octubre. Cabe recordar que el Consell de Govern autorizó a finales de marzo a la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental a aprobar el expediente de gasto correspondiente a la contratación del servicio para realizar el despliegue de embarcaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.