Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern rectifica y abre ahora negociación con los funcionarios

Ayer citó a los sindicatos después de la guerra desatada el domingo por la incorporación presencial

Los sindicatos no ven claro si se podrán garantizar las medidas de seguridad y desinfección.

Los sindicatos no ven claro si se podrán garantizar las medidas de seguridad y desinfección. Manu mielniezuk

El Govern ha rectificado para evitar que su guerra con los funcionarios de servicios generalesguerra con los funcionarios de servicios generales se enquistara. La conselleria de Función Pública se negó a negociar una incorporación gradual de los empleados públicos, tras la crisis del coronaviruscrisis del coronavirus, en una mesa sectorial muy tensa celebrada el domingo. Por ello, decidió, con el voto en contra de todos los sindicatos, que a partir del lunes los funcionarios deberían ir incorporándose a sus puestos de trabajo de forma presencial. Sin embargo, no notificó esta decisión y ayer citó a los empleados públicos para abrir un negociación y pactar la vuelta al trabajo.

En el día de ayer mantuvieron una reunión con la finalidad de hacer borrón y cuenta nueva. El Govern ya pretendía acordar un calendario ayer mismo. Sin embargo, los sindicatos le exigieron a Función Pública que recogiera sus propuestas y elaborara un documento como base de la negociación. Está previsto que hoy se vuelvan a ver las caras los representantes sindicales y el Govern para llegar a un acuerdo.

El enfrentamiento entre los sindicatos y la directora general de Función Pública, Irene Truyols, fue mayúsculo el pasado domingo. Hasta el punto de que todas las organizaciones sindicales emitieron durísimos comunicados contra la directora general de Función Pública al negarse a negociar con ellos.

Los sindicatos habían pedido una incorporación gradual a partir del día 18, como habían acordado en la mayoría de comunidades autónomas; medidas de conciliación para personas que tuvieran hijos o dependientes y pudieran seguir haciendo teletrabajo y un protocolo especial para aquellos trabajadores públicos mayores de 60 años o bien con enfermedades de riesgo. También exigían protocolos de seguridad y distancia en los puestos públicos.

Sin embargo, Función Pública no admitió ninguna de sus propuestas y pasó a votación la incorporación el lunes, dejando al criterio de cada conselleria el número de funcionarios que se incorporarían y los turnos de mañana y tarde. Esta propuesta del Govern fue rechazada de forma unánime por los sindicatos.

No obstante, todos los funcionarios esperaban el lunes la notificación de incorporación al trabajo presencial y no se produjo. Ayer los representantes sindicales de los funcionarios recibieron la citación de la directora general de Función Pública para abrir de nuevo la negociación, tras el fracaso del encuentro del domingo.

Los sindicatos no recordaban una situación así, con todos en contra del Govern, desde tiempos de José Ramón Bauzá y no daban crédito a que ahora ocurriera con un Govern de izquierdas.

Ayer se produjo una circunstancia significativa y es que en la reunión, además de Truyols, también participó la directora general de Trabajo, Virginia Abraham. Una persona del equipo del conseller Iago Negueruela supervisó el encuentro. Ello significa que en el Govern hay quien no está muy de acuerdo con la falta de negociación con los funcionarios.

El cambio de actitud del Govern con los funcionarios también se puede deber a que los grupos de la oposición, como es el caso de Ciudadanos, han pedido a la consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro, que comparezca de forma urgente en el Parlament. Piden que explique las medidas de seguridad para la vuelta al trabajo de los funcionarios. Asimismo, reclaman los protocolos de conciliación familiar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats