Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los clubes náuticos confían en abrir los puertos a partir del lunes

Balears y Canarias son la únicas comunidades cuyas instalaciones permanecen cerradas al público

En los principales clubes náuticos de Mallorca, las embarcaciones esperan su momento para volver a salir al mar.

En los principales clubes náuticos de Mallorca, las embarcaciones esperan su momento para volver a salir al mar. manu mielniezuk

El próximo lunes, si nada cambia, se puede dar una paradoja. Mientras que en los puertos del litoral de la península se podrá empezar a ver embarcaciones de recreo y deportiva realizando sus primeras salidas en la fase 1 de la desescalada, aquí, en las costas de las islas, la situación seguirá como hasta ahora: con el boqueo de todos los puertos.

Las asociaciones más representativas de instalaciones náuticas y de los navegantes de Balears se muestran esperanzadas y confían en que durante este fin de semana se tomen cartas en el asunto para que la navegación de recreo pueda retomar su actividad sin sentirse discriminadas con respecto al resto de comunidades autónomas. Además, también esperan que se autorice el permiso para acceder por tierra a los puertos y que ello no circunscriba únicamente a los residentes del mismo municipio, atendiendo a la realidad de que la mayoría de usuarios tienen sus puertos de base fuera de la localidad donde viven.

"Ahora mismo nos encontramos a la espera de que salga la orden que nos equipare, al menos, al resto del territorio español. Confío en que a lo largo de este fin de semana o el lunes sea así y me muestro esperanzado en ese sentido", señalaba ayer Biel Dols, presidente de la Asociación de Navegantes del Mediterráneo, a este diario. "El pasado martes se tramitaron dos peticiones en paralelo, una a nivel del Gobierno central, y otra para que Autoridad Portuaria, Ports IB y Delegación de Gobierno también aprieten desde su posición", explicaba.

Tanto los puertos de Balears, como los de Canarias, se encuentran cerrados como consecuencia de dos órdenes ministeriales emitidas los días 17 y 19 de marzo, en las cuales se estableció la prohibición de entrada de buques y embarcaciones de recreo. Pese a que la fase 1 de la desescalada empieza a abrir la mano para la mayoría de clubes y puertos de todo el territorio español, no beneficiará así a los de los dos archipiélagos, que deberán seguir rigiéndose a partir de dichas órdenes ministeriales. "Este próximo lunes se puede dar la situación de que una persona pueda estar sentada en una cafetería de un recinto portuario o de un paseo marítimo tomando un refresco con varios amigos durante varias horas, pero a esa misma persona no se le permita, aunque sea de manera individual, navegar en una embarcación que tiene a solo 20 metros de esa terraza. La situación no deja de ser cómica", resaltaba Dols en cuanto a dicha posibilidad.

"Tanto las Canarias como las Balears somos dos de las comunidades que más control tienen en el número de contagios por el coronavirus, por lo que quiero pensar que se está trabajando en sacar una normativa para que el lunes se pueda navegar en las aguas de ambos archipiélagos, aunque sea en solitario y con unas limitaciones geográficas", confiaba esperanzado.

"Consideramos que de no producirse así, nos veremos injustamente discriminados al impedirse la práctica de una actividad que sí será posible en el resto del Estado. Luchamos por la progresiva relajación de la situación del confinamiento", sentenciaba.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats