05 de mayo de 2020
05.05.2020
Diario de Mallorca

Los viajeros se resignan a llevar mascarilla en el transporte público

Durante el primer día de esta medida obligatoria los conductores se muestran flexibles con los usuarios que no llevan el elemento de protección, aunque a partir de mañana ya no les permitirán viajar

05.05.2020 | 02:45

Los usuarios del transporte público de Palma aceptaron ayer las medidas de seguridad que se han impuesto para poder viajar en estos vehículos. Ayer fue el primer día en el que se obligaba a estos usuarios a viajar en los vehículos de transporte públicos con mascarilla, y además debían guardar la correspondiente distancia de seguridad para evitar cualquier peligro de contagio del coronavirus.

Ante la posibilidad de que no todos los usuarios tuvieran conocimiento de esta medida que ha impuesto el Gobierno, las empresas de transporte de pasajeros se mostraron ayer algo flexibles con los viajeros. Aunque la mayoría llevaba su mascarilla y ya se la había colocado antes incluso de que llegara el autobús, al usuario que no llevaba el elemento de protección también se le permitió, como medida excepcional, que subiera al vehículo. Eso sí, el chófer advertía que si a partir de mañana miércoles si un viajero no llevaba puesta la mascarilla, no le permitiría la entrada.

Dentro de las nuevas medidas que se aplica en este proceso de desconfinamiento es el sistema para poder entrar en el vehículo de transporte.

Estas últimas semanas, además de limitar el número pasajeros a un 33% del aforo del vehículo, los viajeros entraban por la puerta de atrás. Al no tener ningún tipo de contacto físico con el chófer, se les obligaba a pagar con tarjeta y no con dinero en metálico. Pero a partir de ayer todas estas medidas han cambiado. Se puede entrar por la puerta de delante situada frente al chófer, se puede pagar con dinero en metálico (mejor si se entrega el importe exacto del ticket) y se permite transportar el 50% del aforo total del vehículo.

Aunque son muchos los usuarios que se han quejado de que el autobús tarda mucho tiempo en llegar a la parada, hasta dentro de varias semanas no está previsto un aumento del número de frecuencias. Y ello se debe a que el autobús puede llevar ahora más gente que la que podía transportar en los últimos dos meses.

Por otra parte, ayer se repitió la operación de reparto gratuito de mascarillas [vea aquí las imágenes], que han sido proporcionadas por el Gobierno central. Por la mañana se repartieron en las principales estaciones de transporte de la isla y hoy se repetirá la misma operación. En Mallorca está previsto que se regalen unas 118.000 mascarillas y la entrega se realizará a primera hora de la mañana.

Varios de los conductores consultados ayer por este periódico señalaron que lo "lógico" es que también ellos pudieran repartir mascarillas a los pasajeros, para evitar que alguno de ellos no puedan subir al vehículo al no portar el elemento de protección.

Conformidad con la medida


La mayoría de usuarios del transporte público también acepta esta medida de seguridad y no ven ningún problema en llevar puesta la mascarilla mientras viajan en el autobús. "No nos queda más remedio que ir acostumbrándonos a ello, tanto por nuestra seguridad, como para la de los demás. Es mejor llevar la mascarilla puesta y así evitamos la posibilidad de contagiar a los demás", señalaba una mujer que aguardaba en la parada de la plaça d' Espanya la llegada del autobús.

Otra viajera también quiso resaltar que la mayoría de usuarios respeta las distancias de seguridad para evitar el contagio cuando utiliza en el transporte público. Es casi imposible que dos viajeros vayan sentados uno junto al otro, ya que todos ellos, advertidos antes por el conductor, se mantienen a una cierta distancia con el resto del pasaje.

Los conductores también coinciden en que los pasajeros también se muestran en general muy comprensibles con la nueva situación.

Taxis


Las mascarillas también son obligatorias desde ayer para aquellas personas que quieran viajar en taxi, donde ya pueden viajar dos personas por fila de asiento. En el transporte público y discrecional colectivo pueden ocuparse el 50% de las plazas. Estas son algunas de las novedades expuestas ayer por el conseller de Movilidad, Marc Pons, quien explicó además que, para evitar que en la 'nueva normalidad' el uso del vehículo privado se incremente aún más de lo que ya era habitual antes de la Covid-19, el Govern quiere que los municipios den pasos para que los núcleos urbanos den prioridad al desplazamiento no motorizado y quieren que el ministerio de Transportes se plantee inversiones a tal efecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

METEOROLOGÍA

El Tiempo

El tiempo en Mallorca

Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca, de España, de Europa y del mundo. Busca el tiempo en tu ciudad.