Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carrera que quieren ganar los negocios: ser los más seguros

Pimeco recomienda que las tiendas tengan guantes y mascarillas desechables para los clientes - Grandes comercios, preparados para abrir a partir del próximo día 11

Un padre pasa junto a su hijo delante de un cartel de una tienda que anuncia su próxima apertura, en Palma. efe/ cati cladera

No importa si el negocio es grande, mediano o pequeño. Tampoco si se dedica a la venta de ropa, de tuercas o de mojitos. A cualquier empresario que se le pregunte en estos días por su plan de reapertura acabará hablando del mismo tema: la seguridad sanitaria. Seguridad para sus trabajadores y para sus clientes.

"Estamos a la espera de conocer los detalles del decreto del Gobierno, pero consideramos que podríamos abrir ya el día 11, garantizando todas las medidas de seguridad y limpieza, y con todos los empleados dotados con mascarillas, pantallas faciales... Estamos colocando pegatinas para marcar las distancias de seguridad y tenemos la experiencia del personal de seguridad para controlar el aforo", manifiesta el director de Relaciones Externas de El Corte Inglés, Antonio Sánchez, quien esgrime que, con su servicio de supermercado abierto durante todo el confinamiento, han demostrado que pueden dar garantías de seguridad.

Para el 11 de mayo, está prevista la apertura generalizada de establecimientos comerciales con un aforo limitado, no así de los centros comerciales, que no podrán reabrir hasta la siguiente fase. "La denominación que tenemos en la ley de comercio balear es de 'establecimiento comercial'", indica Sánchez.

Pequeño empresario

En otra escala empresarial, la preocupación es la misma. Esta semana, Ceci Meireles, de la peluquería Botons de Palma. "Mi socia y yo llevaremos guantes y mascarillas. Y, aunque no sabemos si es obligatorio, a los clientes les diremos que también tienen que llevar guantes y mascarillas. Además, seguiremos haciendo las cosas que ya hacíamos como, por ejemplo, lavar la toalla usada por cada cliente", explica Meireles, quien lamenta que en el Boletín Oficial del Estado (BOE) no se hayan publicado todavía las medidas definitivas.

En general, los pequeños comerciantes comparten ese lamento de que no tienen muy claro cómo proceder con el protocolo de seguridad cuando empiecen a reabrir. "No hay un protocolo escrito sobre qué EPI [material de protección] debe tener cada tipo de establecimiento. No es lo mismo una juguetería que una tienda de ropa", manifiesta el presidente de Pimeco, Toni Fuster. "En todo caso, queremos dar un mensaje de tranquilidad. Cumpliremos con la distancia de seguridad, el uso de mascarillas, guantes, geles hidroalcohólicos a disposición de los clientes...", agrega. ¿Y los clientes deberán llevar a su vez guantes y mascarillas? "Si no entran con guantes, tocar los productos sería algo complicado. Desde Pimeco, vamos a trasladar que tengan un mínimo de stocks de guantes de plástico y si es necesario mascarillas desechables para clientes. El Govern debería aportar ayuda para este gasto", explica.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Restauración de Mallorca, Alfonso Robledo, asegura que su sector está aún a la espera de conocer las indicaciones del Gobierno, acerca de las medidas de protección para los restaurantes. "Aún no sabemos lo que tenemos que hacer", se lamenta Robledo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats