Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olga Guerra: "La comunicación en las empresas tiene que ser ahora más fluida"

"Hay mucha incertidumbre y el mensaje que se dé a los equipos humanos tiene que ser claro y tranquilizador"

Olga Guerra, experta en recursos humanos y 'coaching'.

Olga Guerra, experta en recursos humanos y 'coaching'.

Olga Guerra trabaja en Mallorca, es experta en recursos humanos y coaching, y vislumbra la oportunidad que asoma tras la crisis del COVID 19. Recomienda a las empresas seguir ocupándose de sus equipos humanos, aunque estén en situación de ERTE.

P ¿Cómo han reaccionado las empresas ante la situación generada por la pandemia?

R La mayoría de mis clientes son del sector del comercio y el turismo y todos han hecho un ERTE. Por un lado ha habido empresas que se han preocupado mucho por sus equipos y han continuado haciendo un trabajo de seguimiento. Otras compañías han optado por parar todos sus procesos a la espera de que la situación vuelva a la normalidad. También hay quienes han podido seguir vendiendo on line, que se han sumado al reto digital y han proporcionado los medios a sus equipos para seguir trabajando desde casa.

P ¿Por qué es importante seguir manteniendo el contacto con el personal, incluso en una situación de ERTE?

R Hay que escuchar a las personas, preguntar cómo se sienten y cómo están viviendo la situación. A nivel personal, se sienten acompañados al saber que son importantes para la empresa. Antes que profesionales somos personas y si la empresa está cerca, los trabajadores se van a involucrar más y se van a comprometer y esforzar como si fuera su propio negocio.

P Habrá quien piense que ahora las prioridades son otras.

R Hay clientes que dicen que están pendientes de los créditos y de la financiación por tanto necesitan que sea el equipo el que genere ideas. Éste es el momento de moverlo entre todos. Si les escuchas y haces un seguimiento, la gente va a agradecer muchísimo esas llamadas. También es importante dar herramientas para facilitar el teletrabajo.

P ¿Cómo se mantiene un buen clima de trabajo en la distancia?

R Hay que marcar unas pautas y un orden de trabajo con un horario y establecer reuniones periódicas. Ahora la comunicación tiene que ser mucho más fluida que antes. Hay muchas herramientas digitales para conseguir esa comunicación, solo hay que buscar el medio y la forma. Esto es importante porque si abandonas a tu equipo, pierdes el vínculo.

P ¿Cómo debería abordar la empresa el mal trago de dar malas noticias?

R Ahora hay mucha incertidumbre y el mensaje de la empresa tiene que ser claro, acompañar y tranquilizar, que piensen "no me están dejando solo". Si te mandan a tu casa y no te dicen nada, al final estás súper desmotivado. La gente tiene mucho miedo, no sabe qué va a pasar con su sector ni con ellos mismos. Está todo el mundo muy expectante, aunque hay gente muy positiva que se reinventa, que piensa qué quiere conseguir y cómo puede lograrlo.

P Muchos se han estrenado en el teletrabajo, ¿cree que ha aportado beneficios?

R Para el trabajador puede haber supuesto conciliación y una nueva organización de la vida familiar y personal. Pasadas las primeras semanas de confusión, te das cuenta de que tienes más capacidad de la que pensabas. Ahora que sabes que se puede hacer, vas a conocer otra forma de trabajar y de comunicarte, desarrollas otras habilidades, aprendes a priorizar y a organizarte, aunque es cierto que la parte social la necesitamos. La empresa, al dar esta opción, demuestra confianza y genera responsabilidad. Hay empresas a las que les cuesta más, pero creo que sí que tiene cosas buenas. El teletrabajo ha llegado para quedarse y una vez que lo combinemos será muy beneficioso.

P Su postura es optimista, pero el panorama no es halagüeño.

R Es una oportunidad para invertir en formación, y mejorar competencias y conocimientos técnicos de tu trabajo. También descubriremos nuevas formas de ofrecer el producto o el servicio. Son procesos de transformación, de reinventarse. Ahora todo el mundo está avanzando en la digitalización.

P ¿Qué aconseja hacer ante este reto?

RA nivel individual, salir de la zona del miedo y optar por el aprendizaje y el crecimiento. Saber identificar las emociones y pensar en los demás no solo en uno mismo. Plantearnos en qué somos buenos y en qué podemos mejorar. Marcar unas rutinas y mantener el contacto laboral y personal. Las empresas han de escuchar, dar tranquilidad, acompañar e informar. Si lo hacen tendrán un retorno. No hay que olvidar que son las personas las que van a sacar adelante la empresa, si los abandonamos ahora vamos a perderlos.

Compartir el artículo

stats