Francina Armengol lleva más de un mes encerrada en su despacho, que sólo abandona para ir a casa al acabar la jornada.

P Ningún manual político prepara para esto. ¿Dónde mira para tomar las decisiones?

R Escuchas muchas opiniones, pero lo cierto es que estamos ante una enfermedad que todavía no conocemos bien, que por ahora no tiene vacuna ni tratamiento y que crea muchas incertidumbres en la toma de decisiones. Mi máxima prioridad ha sido proteger la salud de las personas y lo primero, he buscado el asesoramiento sanitario. Además, dialogamos con los agentes sociales y pactamos con el mando único que ha establecido el Gobierno de España.

P ¿Está más pendiente de Madrid o de Berlín y Londres?

R Muchas decisiones están centralizadas y estás pendiente del Gobierno de España, pero como comunidad turística, también de los países emisores. Incertidumbre en salud quiere decir incertidumbre a la hora de viajar. Sabemos que el turismo será lo que más sufrirá. Hay que decirlo con transparencia y afrontar juntos una situación complicada.

P ¿Qué balance hace de la gestión del coronavirus en Balears

R Hemos respondido, pero nunca puedes estar orgullosa cuando tienes 134 personas muertas a día de hoy (viernes) y tantos contagiados, por más que no me cansaré de agradecer el esfuerzo colectivo que estamos haciendo entre todos. La rápida y buena organización de atención primaria ha sido fundamental para no saturar hospitales ni UCIs, como ha ocurrido en otros puntos. El hecho de tener el segundo caso en España y de que estuviéramos confinados desde el primer día ayudó a planificar mejor.

P ¿Quién le ha sorprendido con su entrega y quién le ha fallado?

R La sociedad está aguantando de forma increíble. No ves a tus seres queridos, te han quitado libertades y derechos, te han cambiado el mundo de un día para otro, pero ahí sigues, cumpliendo el encierro. También se está trabajando muy intensamente entre instituciones, con el Gobierno de España y, de forma muy especial, con los agentes sociales, que han facilitado un pacto demostrativo de que todo el mundo está a la altura de las circunstancias (congelación subida salarial 2020 en hostelería, comercio y transporte). También con la oposición, que ha mantenido una actitud positiva que agradezco. No ha fallado nadie.

P A Sánchez se le acusa de actuar tarde ante la alarma de la OMS y ahora, cinco semanas después, pide unidad de criterio para computar muertos y contagios. ¿No le ve rezagado?

R A toro pasado, es muy fácil decir 'yo hubiera hecho'. Puedo no compartir todas las decisiones que se han adoptado, pero creo que el Gobierno de España ha sido un gobierno valiente, ha tomado decisiones drásticas y mucho antes que otros países.

P ¿Sabe cuántos contagiados hay en las islas

R Sabemos la gente a la que se ha hecho la prueba y ha dado positivo. A diferencia de lo que marcaban las órdenes ministeriales hemos hecho más pruebas, muchas más que otras comunidades porque no teníamos saturación hospitalaria y había margen de personal para asumirlo.

P El sector sociosanitario ha denunciado falta de pruebas y de materiales.

R Ha habido momentos de mucha dificultad y días complicados, es así. Pero tuvimos la relativa suerte de registrar el segundo caso y nos activamos rápido para comprar material antes del mando único. Con contactos de uno y otro conseguimos traer material de China y ahora tenemos proveedores que nos siguen suministrando. Hemos comprado 70 toneladas de material sanitario. El Gobierno de España también ha podido normalizar las compras y nos llegaron las 240.000 mascarillas cuando se abrieron las actividades no esenciales.

P ¿Se pueden tomar decisiones sin saber el alcance de los datos reales?

R ¿Tenemos una población muy inmunizada? No lo sabemos todavía. Llevamos 21.000 personas testadas. Sabremos más con los estudios aleatorios de la Carlos III y Son Espases. Pero aún con toda la información, no nos podemos relajar. Basta que tengas un contagiado activo para que todo se dispare de nuevo. Mientras no haya tratamiento o vacuna hay que mantener las medidas actuales de limpieza, distancia, protección... Esto no acaba con el estado de alarma, deberemos mantener medidas más allá.

P Hay quien sostiene que no se hacen tests masivos por razones económicas y para salvaguardar la imagen.

R En absoluto, todo lo contrario. Si hay problemas, quiero encontrarlos. Hacemos las pruebas clásicas, las PCR, que son más fiables que los test rápidos, pero necesitan ocho horas de laboratorio y personal especializado. Pronto, hablamos de dos o tres semanas, se harán pruebas a través de análisis de sangre, como se hace para detectar el VIH. Miramos todas las técnicas posibles, pero con criterios de eficacia. Está por ver que un test masivo a toda la población, como plantean algunos, sea de utilidad.

P ¿Qué acción le hubiera gustado acometer que no le ha permitido el mando único?

R Fuimos claros en que se había de confinar puertos y aeropuertos y lo conseguimos Por el contrario, trasladamos la petición de la Mesa de Diálogo Social de no abrir las actividades no esenciales sin tener claras las medidas de seguridad y esperar al 26 de abril, pero se decidió que fuera igual para toda España. También he de decir que sin los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado controlando que la gente no saliera, no se hubiera logrado lo que hemos conseguido. Aunque es verdad que ha habido dificultades, el mando único tiene mucho más de positivo.

P De momento, Sánchez no le acepta el desconfinamiento diferenciado

R El Gobierno de España está muy mediatizado por la comunidad de Madrid y mira España desde el centro. En este momento, es normal porque allí está muriendo mucha gente. Pero ha de entender que no es igual por todo. Sin embargo, en las videoconferencias no he visto al presidente tan cerrado a opciones diferenciadas. De hecho, ha aceptado tener asesores de las Comunidades Autónomas y poder escuchar otras realidades. Nuestra propuesta es seguir manteniendo puertos y aeropuertos cerrados al máximo, con un aumento de control sanitario para dar seguridad tanto al que viene de fuera como a los residentes. Porque aquí tenemos cerrados vuelos nacionales, pero no internacionales, lo que pasa es que no viene nadie.

P ¿Hay que suavizar el confinamiento de los niños? Sus socios de Més se han sumado a una plataforma que lo reclama.

R Cuando pido un desconfinamiento diferenciado no pido ser más laxa. Fuimos lo más duros y si tenemos que cerrar más tiempo para asegurar la salud de las personas, lo defenderemos. ¿Que internamente podamos desconfinar determinadas zonas o sectores de población como niños con problemas o enfermos crónicos que precisen paseos? Se puede plantear. Formentera tiene tres contagios. ¿Ha de estar toda la isla confinada hasta que todo el Estado se abra? Estamos elaborando un documento para presentar al Gobierno español con estas reflexiones, pero la decisión es suya. Lo que no podemos permitirnos son rebrotes, hay que abrir de forma segura.

P Hoy mismo (viernes) la ministra Yolanda Díaz dice que el Gobierno trabaja en un plan de reanudación de la actividad en dos tiempo: sectores productivos en verano y turismo, cultura y ocio a final de año. O sea que nos vamos a la temporada 2021.

R No somos partidarios de dar por finiquitado el 2020. Todo lo que podamos reactivar con seguridad, tenemos que hacerlo. Si este verano tenemos turistas que quieren venir y hoteles que los pueden acoger, no pondremos problemas. Todo lo contrario. Lo incentivaremos, si se hace de forma segura. Ahora, ¿la gente estará en condiciones de viajar este verano? ¿Vendrán teniendo un turismo muy estacional en verano y con mucha cantidad de gente? No podremos activar ni un tercio de lo que hemos tenido. La gente tiene miedo de viajar y no tendrá disponibilidad económica para irse de vacaciones. Aquí, en España y en el mundo. Por eso hemos protegido el tejido productivo, para que aguante, y a los 200.000 trabajadores que pueden verse afectados por esta situación, para que al menos tengan los mil euros del ERTE durante seis meses.

P Habla de seis meses de protección, pero parece que el coronavirus ha matado el turismo de masas, al menos hasta que salga la vacuna. Hablan de 18 meses.

R Esperamos un corto plazo duro, pero luego un crecimiento en V, no sólo ligado al turismo y servicios, también la construcción, economía azul, verde, circular, poner en valor el producto local, lo cuidados, la cultura... Necesitaremos nuevas actividades industriales que fabriquen mascarillas, soluciones hidroalcohólicas... Prefiero comprarlo aquí que en China. A diferencia de 2008, que había una situación financiera más complicada, ahora sector público y privado tendrán que ir de la mano. En 2008 el turismo fue lo que mejor aguantó y estiró del carro económico de toda España. Ahora España ha de ayudar a Balears y a Canarias.

P Algunos piden que se quite la ecotasa

R La ecotasa es un tema que ni si quiera ha salido en la Mesa de Diálogo Social. La bonificación de billetes a turistas de la península, es una propuesta que se puede plantear al Gobierno de España. Hay que pensar que el Estado tampoco está gastando ahora en el descuento de residentes.

P Otros, por el contrario, ven la oportunidad de replantear el modelo económico, incluso de decrecer.

R Sí, toda crisis es una oportunidad, no te queda otra. Ahora bien, tenemos 200.000 familias que viven del turismo. 200.000 personas que necesitan trabajar son mi prioridad absoluta. Claro que que hay que incentivar otros sectores, y lo estamos haciendo. Ahora bien, esto no se cambia de un día para otro.

P Todo el mundo pide rebajas tributarias y a la vez se multiplican las demandas de ayudas sociales. ¿Cómo se hará la cuadratura del círculo en los presupuestos? ¿Habrá recortes?

R En momentos así, te das cuenta de la necesidad de un Estado del Bienestar fuerte. Ahora bien, tendremos una caída de ingresos que obligará a reformular las prioridades presupuestarias. Hemos de garantizar los derechos básicos y las inversiones para reactivar la economía. Ya hemos pedido al Gobierno de España que nos deje endeudarnos para garantizar condiciones de vida dignas a los ciudadanos. Esperamos que la Unión Europea haga un esfuerzo superior al que está haciendo. La mutualización de la deuda es una necesidad real.

P Han anunciado una especie de ERE de altos cargos

R Es evidente que cuando tienes 200.000 trabajadores que aceptan congelarse la subida salarial de sus convenios para proteger sus empleos, la Administración pública y los políticos debemos plantearnos qué hacer.

P ¿Unidas Podemos y Més están de acuerdo?

R Bueno, he hecho una valoración racional y personal. ¿Es el momento ahora de tratarlo? No, cuando superemos esto, ya tendremos tiempo.

P ¿A cuánto asciende la factura del coronavirus hasta ahora y hasta dónde podría llegar?

R Hacienda trabaja en la actualización de esos datos y la cifra la podremos tener la semana que viene. Será una cifra importante de gasto sanitarios, medidas sociales, inyecciones de liquidez a las empresas y autónomos a través de Isba...

P ¿Habrá tasa Covid a las grandes fortunas como plantean algunos para sufragar la recuperación?

R No debería volver a pasar como en 2008 que la crisis se saldó con un crecimiento de la desigualdad, con pobres más pobres y ricos más ricos. Tendremos que equilibrarlo de alguna manera.

P Cuatro comunidades autónomas se han descolgado del aprobado general con excepciones. Balears sí lo aplicará.

R No estamos por un aprobado general porque no es justo para quien se ha esforzado y para quien no. Ahora, también compartimos que repetir curso ha de ser una excepcionalidad. Este situación que atravesamos es extraordinaria y la evaluación del tercer trimestre ha de ser diferente. El primer trimestre del año que viene ha de ser compensatorio. Me parece de sentido común.

P ¿Qué será lo primero que hará cuando acabe el confinamiento?

R Me iré a abrazar a mi padre y a mi madre, que no les veo desde hace más de un mes. Soy de esas familias que cada domingo come con los padres, las hermanas y los sobrinos.