Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

Adiós a las ferias de mayo

Sineu, Campos y Lloret anuncian la "difícil decisión" de suspender sus tradicionales 'Fires' agrícolas

La feria de Sineu es, sin duda, una de las más importantes de la primavera mallorquina.

La feria de Sineu es, sin duda, una de las más importantes de la primavera mallorquina. j. frau

En circunstancias normales, la llegada de la primavera es sinónimo de ferias en Mallorca. Las tradicionales ' firesque celebran muchas localidades de la isla son la herencia de un pasado en el que el sector primario tenía una importancia fundamental en la vida de los mallorquines. Las ferias primaverales eran como una especie de celebración colectiva del final del invierno, estación en la que los trabajos de la ' foravila' entraban en un punto muerto, para abrazar la llegada del periodo más cálido del año, cuando todo volvía a ponerse en marcha en los campos de la isla.

La pandemia del coronaviruspandemia del coronavirus impedirá este año la celebración de las principales ferias de la isla, entre ellas la de Sineu, una de las más antiguas de Mallorca. Los ayuntamientos de Campos y Lloret de Vistalegre también han anunciado que anularán los eventos comerciales de este año previstos para el próximo mes de mayo.

A pesar de que el actual estado de alarma finaliza a finales de abril, el gobierno ya ha anunciado que prorrogará el decreto, que se extenderá hasta mayo, si bien todavía no se conoce el alcance.

El consistorio de Sineu anunció hace unos días que la Fira de este año, programada para el próximo domingo 3 de mayo, no se llevará a cabo. Una decisión "difícil e impopular" que ha sido adoptada por el equipo de gobierno "en coherencia con la ampliación del estado de alarma hasta el domingo 26 de abril" y que también afecta a las fiestas de Sant Marc, patrón de la localidad.

El Ayuntamiento asume que, en el caso improbable de que se levantase el estado de alarma a finales de abril, sería "imposible organizar un acontecimiento con todas las garantías", por lo que busca "alternativas para celebrar el patrón local y la ' trobada.

Instaurada por privilegio del Rei Sanç en el año 1318, la Fira de Sineu, que siempre coincide con el primer domingo de mayo, es tal vez la más antigua de Mallorca y la más importante de la primavera mallorquina. Tal y como ocurre con el caso del mercado semanal, también paralizado por la crisis sanitaria, no existen muchas referencias históricas sobre episodios pretéritos que obligasen a suspender la Fira, aunque se conocen algunos antecedentes.

Así, según un artículo sobre la historia de la feria publicado por Joan Vanrell y Antònia Real, se sabe que el evento agrícola y ganadero se aplazó en varias ocasiones. En 1918, la feria se celebró en un día diferente al primer domingo de mayo debido a la lluvia que cayó el día señalado. "A pesar del traslado, resultó una feria bastante regular", resumían las crónicas de aquel año.

Asimismo, a mediados del siglo XIX, como consecuencia del brote de cólera que se declaró a finales de agosto de 1854, se prohibieron las ferias y los mercados semanales, "especialmente los jueves en Inca. No obstante, no existe constancia sobre si esta medida también obligó a suspender la feria primaveral de la localidad del Pla.

Más cerca en el tiempo, en 1992, la feria no pudo celebrarse por el mal tiempo. El entonces alcalde, Andreu Matas, tuvo que suspenderla y por aquel entonces "nadie recordaba que esto hubiese pasado nunca". Al parecer, alguien propuso al alcalde aplazarla una semana, y su respuesta ha pasado a la historia local: "La Fira de Sineu se hace el primer domingo de mayo o no se hace".

Otras ferias

Por otra parte, el ayuntamiento de Campos también anunció la suspensión de la Fira, prevista para los días 9 y 10, "por responsabilidad", aunque asegura que se coordinarán algunas iniciativas para tratar de reducir el impacto económico que provocará la suspensión de la conocida popularmente como la Fira de ses vaques.Fira de ses vaques

Del mismo modo, Lloret informaba ayer a los vecinos de la suspensión de la feria programada para los días 8, 9 y 10 de mayo. "El estado de alarma y la incertidumbre sobre cuándo acabará y de qué forma volveremos a la normalidad nos ha obligado a tomar esta difícil decisión", argumenta el Ayuntamiento, que apela al optimismo asegurando que "habrá más ferias y más fiestas, saldremos reforzados".

Evidentemente, todos los eventos previstos a finales de abril tampoco se celebrarán. Es el caso de las ferias de Santa Eugènia y Santa Maria que tradicionalmente se organizan en abril. La de Santa Maria, ni durante la guerra civil fue anulada. En Marratxí, la fiesta en honor de la Trinitat, patrona de los alfareros, que organizaban desde el año 1997 los vecinos, también ha sido suspendida hasta el próximo año.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats