¿Qué amenaza concreta avala la presencia del Éjercito?, ¿Existe una solicitud expresa a los alcaldes? ¿Están previstas fases posteriores de la Operación Balmis?, ¿Con qué instrucción cuentan los efectivos de las Fuerzas Armadas para interacturar con los civiles?, ¿Se van a utilizar vehículos pesados?, ¿Van a utilizar armamento?".

El senador por Baleares Vicenç Vidal, de Més per Mallorca, ha formulado al Gobierno una batería de preguntas sobre el despligue del Ejército en numerosas capitales de provincia y ciudades españolas desde que se decretó el estado de alarma con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus.

Vidal interroga al Ejecutivo por todos los detalles de la denominada Operación Balmis, que coordina la participación de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía Nacional bajo la dirección del ministerio del Interior con el objetivo de asegurar el cumplimiento de las medidas impuestas por el Estado de alarma.

Según el senador, las preguntas están motivadas "porque estamos preocupados por el despliegue del Ejército español en muchos lugares del Estado, aunque pueda haber buena voluntad de muchos de sus integrantes; porque nos procupan el tipo de efectivos que se utilizarán, cómo interactuarán con la población civil, bajo qué órdenes actuarán, qué tipo de instrucciones recibirán, qué información podrán conseguir y qué rol y despliegue asumirán en Mallorca, Menorca , Ibiza y Formentera", detalla.

Comenta el senador por Baleares de Més: "Las imágenes de soldados españoles patrullando hace unos días en las calles de Palmplona nos inquietan un poco, por eso hemos consultado si antes el Ejército consultó con los movimientos sociales navarros y sus instituciones".